Cómo enamorar a mi novia de nuevo y recuperarla

¿Cómo enamorar a tu novia día a día?

Como enamorar a mi novia

Como enamorar a mi novia

El mundo moderno requiere un ajuste constante: todo cambia continuamente.
La pareja se ha transformado desde la década de los setenta. Los papeles han cambiado y algunos no saben cómo comportarse.

La división del trabajo sigue siendo un problema: no sabemos quién hace qué.
El hombre ha perdido la autoridad que tenía y esto ha desestabilizado a muchos hombres modernos.

Ofrecemos una breve reseña de la pareja de hoy para ayudarte a ver más claramente su poder, masculinidad, feminidad y separación de funciones.

La libertad y el amor como fundamento de la pareja

La libertad es buena pero ¿qué normas deben aplicarse?

Algunos hombres sienten que no encuentran su equilibrio: unos son machistas y autoritarios, otros comprensivos e incluso dóciles.

La relación ya no se rige por antiguas leyes, sino por los valores que elegimos.

Más libertad igual a mayor felicidad

El amor unió a la pareja, pero ¿qué papel debe desempeñar cada uno?

La situación de nuestros abuelos cambió
Durante dos generaciones, todo cambió: los abuelos, por su parte, no necesariamente esperaban encontrar el amor en la pareja y el matrimonio. Ellos obedecían normas sociales bien definidas y tenían una misión, un deber que cumplir.

Estaba bien definido que el hombre era la autoridad, el que debía pasar sus valores a los hijos proteger y mantener la familia. La mujer estaba confinada a los roles tradicionales de esposa y madre. Ella no tenía independencia.

La pareja aseguraba las funciones sociales de los modelos de sostenibilidad y reproducción biológica de la especie.

Nuestros padres fueron pioneros en la introducción de la pareja de enamorados

Nuestros padres (al menos para muchos de nosotros) fueron los primeros en estar juntos porque se amaban.

En comparación con las generaciones anteriores, fueron verdaderos pioneros.
Instalaron y defendieron una idea radicalmente innovadora, diferente a la de sus padres: el amor como el motor de la vida matrimonial. La elección del corazón contra la razón y el interés.

Un movimiento que tuvo consecuencias en la sociedad que conocemos pero, sobre todo, en las relaciones hombre-mujer.

El hombre moderno ha luchado por encontrar su lugar dentro de la pareja

El hombre moderno se enfrenta a nuevos valores

El amor es hermoso, pero complica las cosas y su situación personal está fuera de control.

¿Deben ser los hombres machistas o tiernos, padres amorosos o severos, autoritarios o permisivos?
¿Qué tareas están reservadas para ellos?

Valores tradicionalmente masculinos como fuerza, agresividad y riesgo ya no son suficientes para triunfar en la sociedad.

Ahora, los hombres tienen otras maneras de comunicación, lealtad, seguridad y capacidad de escucha: los valores tradicionalmente asociados al género femenino.

El hombre tiene que hacer frente a desafíos cada vez más importantes

Desarrollar cualidades femeninas le hace al hombre menos ansioso.

Se le pide que exprese sentimientos en su relación y en su casa, donde esperaba no tener que ser “eficaz y eficiente”. Se sienten incómodos porque no saben cuál es su lugar.

Una situación problemática donde reaccionan de manera diferente

Para comprender mejor la situación de las parejas modernas, debes evocar necesariamente a mayo de 1968 y el movimiento decisivo de liberalización de la esposa.

El matrimonio se basa en los principios de igualdad entre la pareja.

Sin embargo, aún hoy a pesar de estos avances vitales, algunos hombres se comportan como machistas.

Su comportamiento se guía por la ansiedad e impotencia ya que perdieron su autoridad.

Algunos adoptan una conducta defensiva:
• Quieren recuperar la autoridad.
• Se refugian en un silencio lleno de frustración.

Un cambio completo en la definición de los roles

Todo esto crea tensión entre la pareja. Estamos muy lejos de los días en que los hombres ejercían funciones de autoridad y poder, donde sus mujeres debían limitarse a la esfera doméstica.

Hoy en día, algunos hombres se aferran a una posición dominante ya que se pierden en el nuevo papel.

¿Cómo encontrar el justo equilibrio en la pareja moderna?

El balance del poder

Hoy en día, la pareja ya no es el centro de todo y el matrimonio ya no es necesario para formar una familia.

En la pareja queremos encontrar protección, comodidad y privacidad de acuerdo con los valores que elegimos.

Las mujeres esperan que el hombre desarrolle los llamados valores “femeninos” de la escucha y expresión.

Las tareas son tareas, no desafíos

La división del trabajo no pone en tela de juicio nuestra masculinidad o feminidad. Son tareas que se deben hacer y no cuestiones de identidad.

Un hombre puede cargar y descargar el lavavajillas pero se niega a hacerse cargo de la lavadora. Sin embargo, técnicamente, es casi la misma tarea: ¿sería menos varonil porque él hiciera el lavado de la ropa?

No, en absoluto, pero eso es lo que muchos hombres tienden a creer.

La mejor solución: dividir las tareas de acuerdo a las capacidades individuales
Por ejemplo, un padre que trabaja en el hogar se encargará de acomodar a los niños cuando lleguen de la escuela, mientras que ambos padres transmitirán a los niños los valores de respeto a los demás y autonomía.

Buscamos “clasificarnos” para tranquilizarnos

Nuestro espíritu humano nos obliga a clasificar continuamente, estamos obsesionados con las diferencias de género.

Hasta los niños lo hacen. Quieren diferenciar entre el padre y la madre aunque, en realidad, hagan las mismas cosas.

Por ejemplo, ambos padres son profesores y ambos cocinan por la noche. Aún así, buscarán diferencias para identificarse y diferenciarse el uno del otro.

Lo que las mujeres quieren hoy

Ambivalencia normal que requiere paciencia y comunicación

Como enamorar a tu noviaLas mujeres todavía sueñan con un “hombre de verdad”. Ellos quieren jugar el papel de héroes.

La ambivalencia está en el corazón de las relaciones entre los sexos. Las mujeres piden al hombre una protección, una forma de autoridad.

Para evitar malentendidos y conflictos, una mujer le dirá a su pareja en qué situaciones necesita su ayuda para evitar que haya intrusión.

Por ejemplo:
• Estoy dispuesta a que me ayudes a explicar a los niños que deben hacer sus deberes.
• Puedo ayudarles en algunas materias sin que te entrometas.

El hombre, a su vez, debe aprender a dominar la comunicación íntima para hablar de sí mismo.

Él mostrará que no está cómodo en alguna situación sin reaccionar con violencia.

El hombre quiere ser alentado

Al hombre le gusta sentirse responsable, que le apoyen en sus elecciones. Las necesidades emocionales de una mujer no son necesariamente las mismas. Ella necesita alguien que le escuche y entienda.

Ambos pueden tratar de satisfacer las necesidades emocionales del otro, incluso si son diferentes.

Una mujer no se convierte en excesivamente dominante “quién lleva los pantalones” para demostrar que es independiente. Un hombre no se convierte en guía para demostrar que es amable y comprensivo.

Debe existir la mitad inteligente. Para un hombre, será esencial tratar de hacer frente a las expectativas, a veces contradictorias, de las mujeres sobre los hombres y su comprensión.

Recuerda que esto es debido a los cambios de las mujeres en las últimas décadas: están más avanzadas social y mentalmente que los hombres, y hay que vivir con esta nueva situación que requiere un ajuste máximo por ambos lados.

Conclusión sobre cómo enamorar a mi novia

Todo es cuestión de interpretación.

Las mujeres tienen nuevas exigencias en relación con los hombres. Pero, deben saber que el otro no puede adivinar sus deseos. Tenemos que aprender a formularlos directamente utilizando un vocabulario claro y preciso.

Debemos ser conscientes de que lo que decimos esté claro para el otro, y asegurarnos que ha comprendido nuestro mensaje.

Con paciencia y buena voluntad nos aseguraremos de que entienda, exactamente, lo que queremos decir. Debemos mantener una comunicación equilibrada y serena.

10 mandamientos para mantener a tu novia enamorada

Mantén la llama

Para lograrlo, deberás tener atenciones con la persona que amas y no dormirte en los laureles.
No vas a mantener la llama porque le hagas un regalo el día de San Valentín, un viaje de verano, un regalo por su cumpleaños…

Pero, puedes reavivarla con una improvisada cena con velas, una escapada de fin de semana… Todo es bueno para cambiar hábitos y no caer en la rutina.

También ayudan los gestos tiernos (besos, caricias improvisadas…), las palabras escritas en la pizarra de la nevera…

Demuestra tu talento bajo las sábanas

No entres en una rutina sexual con una secuencia de posiciones habituales.

De vez en cuando, para mantener la llama, tus noches deben ser tan calientes como las del primer mes.

Usa tu imaginación para un encuentro en la ducha o en otros lugares poco comunes (cocina, entrada de la vivienda…).

Sorprende con sorpresas.

Resiste la tentación

La infidelidad conduce, inevitablemente, a una crisis importante en la pareja. La mujer tiene un sexto sentido para este tipo de engaño. No creas que nunca se dará cuenta.

Soporta a tu suegra

Tienes que permanecer Zen cuando tu suegra llegue a la casa y comience a criticarlo todo, haciendo comentarios sobre tu decoración, dando órdenes para hacer lo que ella piensa, o cuando tu novia te repita el consejo “bueno” que le ha dado su madre.
Esfuérzate en estar de acuerdo para ir a almorzar el domingo con tus suegros. Por lo menos, durante ese tiempo, tu novia no querrá ir de compras o te pedirá que hagas algún trabajo en el apartamento.

Demuestra que le escuchas

Recuerda todos los días preguntarle cómo está y si su día fue bueno.

Para las mujeres es más importante hablar y prestarles atención, que demostrarles que te gusta hacer el amor.

Tienes que demostrarle que ella puede contar contigo para todo.

No dudes en darle ánimos. Felicítale a nivel profesional y personal.

Evita las críticas

¿Estas cansado de pasar horas limpiando el apartamento los fines de semana cuando crees que está limpio? ¿De pasar horas de espera en un centro comercial para que ella, al final, no compre nada?

Resiste decir “maldita sea, estoy aburrido”.

Evita las críticas que no favorezcan el desarrollo de la pareja porque pueden darte problemas.

Llama a tus amigos y ten una noche de fiesta con ellos para relajarte.

Mientras tanto, trata de no perder el tiempo. Por ejemplo, recuerda cargar la batería de tu iPhone antes de un día de compras para evitar aburrirte.

Cuida tu imagen

No porque compartas tu vida con ella desde hace muchos años debes perder interés.
En su lugar, debes hacer lo posible por agradarle y seducirle como si fuera el primer día.

Evita engordar, sigue haciendo deporte y deja de comer cualquier cosa.

Además, renueva esas ropas que ya tienen 10 años y cambia tu look.

Libertad para cada uno

En la pareja tiene que haber una parte de libertad para cada uno de ellos.

No siempre quieras saber lo que hace tu novia cuando no está a tu lado. Usa ese tiempo para salir con tus amigos, hacer deporte, tener ratos de ocio…

Si estás demasiado pendiente, puede hartarse y dejarte.

Demuestra tu amor con palabras y hechos

Recuerda decir “te amo” a menudo. Es importante decirlo aunque sea obvio. Debes demostrarlo a través de palabras, acciones y gestos.

Asegúrate de sorprender y seguir soñando, de lo contrario te convertirás en aburrido y triste a sus ojos.

Comparte proyectos

Para avanzar, la pareja tiene que proyectar. Comparte el proyecto de formar una familia para fortalecer los lazos de amor y estimular el deseo. No creas que la elección de las vacaciones para el año que viene, o rehacer la decoración de la casa, es un proyecto. Tan sólo es un hobby.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de esos libros de referencia:

Recuperar a tu mujer

15-como-recuperar-a-su-mujer

Descubre los sucios y sencillos trucos psicológicos para recuperar a tu novia o esposa de manera rápida y fácil luego de una separación.

como-conquistar

Cómo salvar tu matrimonio

7-como-salvar-su-matrimonio

Una completa guía para poner en regla cualquier relación.

como-conquistar

 

Loading...
No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

83 − 82 =