Como saber si una mujer esta enamorada

¿Cómo saber si una mujer está interesada?

Como saber si una mujer esta interesada

Como saber si una mujer esta interesada

¿Cómo saber si una mujer esta enamorada de ti?. Por muy antiguo que pueda parecer, como hombres, nos pertenece dar el primer paso. Para darlo es importante saber cómo determinar si a la mujer, en cuestión, le interesamos o no, y si es de una manera sexual o simplemente platónica.
Podemos decir que estas cosas se sienten, y es verdad por otra parte, pero en realidad existen unos indicios visuales y auditivos que pueden informarte sobre las intenciones de una mujer. Si aprendes a reparar en ellos tienes no sólo la capacidad de saber cuándo una mujer está interesada en ti sino, también, la posibilidad, mirando alrededor tuyo, de determinar quién se siente atraído por ti, a quién puedes cortejar y quién debes evitar.

Indicadores para saber si una mujer esta enamorada

Indicadores de indiferencia

Antes de poder reparar en los indicadores de interés que una mujer te lanza, es importante que sepas la manera en que la chica va a comportarse.
Verbalmente, una mujer a la que no le interesas va a dudar en responder a tus cuestiones y demandas. No va, o muy poco, a meterse en la conversación y va a poner excusas para irse.
Físicamente, va a procurar que su cuerpo no esté orientado hacia ti y, además de ignorarte, va a mostrar signos de impaciencia (golpeteo del pie).
De manera general, una chica a la que no le interesas va hacer a todo lo posible para que no pienses lo contrario y si coqueteas con ella, va hacer a todo lo necesario para salir de esta situación incómoda. Cuando te encuentres con una chica a la que no le interesas, lo sabrás. Ahora, vamos a ver cómo determinar si a una chica le interesas.

Indicadores de interés

En esta parte voy ponerte una lista de los indicadores de interés que conozco a nivel verbal, físico y pasivo pero, antes de esto, es importante que sepas que cuando hablamos de interés hablábamos de atracción y no de atracción sexual. Es decir, una chica puede darte estos indicadores pero no quiere forzosamente decir que quiere ser más que tu amiga. Es un buen principio. Veremos luego los indicadores de interés sexual.

Indicadores verbales:

Los indicadores verbales corresponden a todo lo que dice para mostrar su interés. He aquí algunos ejemplos:
· Reinicia la conversación cuando dejas de hablar.
· Se ríe más de lo normal.
· Te pide informaciones personales (tu nombre, si tienes hermanos y hermanas…).
· Te contradice riéndose.
· Te hace cumplidos.
· Te llama ” rompedor de corazón “, o “seductor”.
· Te presenta a sus amigos más próximos.

Indicadores físicos:

Los indicadores físicos corresponden a todo lo que hace con su cuerpo para testimoniar su interés. Generalmente, este género de indicios se hacen inconscientemente. He aquí algunos con los que te puedes encontrar:
· Su lenguaje corporal es abierto (brazos cruzados).
· Te toca sin ser necesario.
· Juega con tus cabellos o acaricia tu cara.
· Camina muy cerca de ti.
· Te le da un golpe “por casualidad” cuando caminas.
· Cuando está sentada cruza sus piernas de modo que su pierna más alta apunte en tu dirección.

Indicadores pasivos:

Los indicadores pasivos corresponden a los indicadores de interés dados por sus amigos. Para ser más claro, he aquí algunos ejemplos:
· Te habla mientras sus amigos van a otro lugar.
· Sus amigos te dicen que está soltera.
· Sus amigos están contentos de veros hablar y hasta os animan.

Indicadores de interés sexual:

Sabes bien que atracción y atracción sexual son dos cosas muy distintas. Los indicadores de interés están para informarte sobre la calidad de tus capacidades sociales de base y el interés inicial de la persona hacia ti. Mientras, que los indicadores de interés sexual constituyen más bien ataques a las relaciones platónicas (amistad).

Indicadores verbales:

He aquí algunos signos verbales que puedan demostrar un interés sexual:
· Se ríe mucho de tus bromas hasta cuando no son tan graciosas.
· Te pregunta si tienes novia o habla de ello sin que le hayas dicho si tienes o no.
· Dice tu nombre en la conversación.
· Sus discursos contienen alusiones sexuales.

Indicadores físicos:

Aunque los indicadores verbales sean informativos, no son muy numerosos contrariamente a los indicadores físicos que constituyen el modo preferente de toda comunicación. He aquí algunos ejemplos:
· Coloca su bolso de mano cerca de ti.
· Se inclina hacia ti, hablando.
· Se divierte moviendo el zapato sobre la punta de su pie.
· Inclina su cabeza de lado cuando te habla.
· Se toca sus muñecas.
· Está contenta escuchándote hablar hasta en los momentos en que no es muy interesante la conversación.
· Está a gusto cuando mantenéis contacto visual recíproco y sonríe.
· Está a gusto con las pausas de la conversación.
· Te mira con aire soñador.
· Está a gusto cuando la tocas y cuando invades su espacio personal.
· Se ríe y defiende cuando le haces rabiar.
· Se acaricia el cuello, u otras partes del cuerpo, hablándote.
· Acaricia un objeto de forma fálica (el pie de su vaso de vino).
· Sus pupilas se dilatan.
· Te toca con su pie por debajo de la mesa.
· Sus labios se vuelven más rojos (sus mejillas también).
· Mira tu boca.
El análisis de estos signos son del mismo orden que los del lenguaje corporal, y debes respetar las reglas de estos últimos sabiendo que se deben deducir a partir de varios signos (a una mujer con las piernas cruzadas puedes no interesarle). Hay que ver si existe congruencia entre lo dicho y lo que se puede ver sobre el cuerpo (si una mujer te pide tu nombre es un indicador de interés) pero si, al mismo tiempo, su cuerpo está completamente cerrado es en realidad un indicador de indiferencia, el cuerpo prevalece sobre las palabras.
Pon atención en la manera en que analizas los signos que ves y, con un poco de experiencia, serás capaz de ver lo que pasa alrededor tuyo. Imagina la ventaja que tendrás sobre los otros.

Los seis signos del amor naciente

Como saber si una mujer esta enamorada

Como saber si una mujer esta enamorada

Cuando nuestro corazón balbucea al principio de un encuentro, es difícil saber si habla el lenguaje del amor. Ciertos indicios pueden encaminarnos.
Por supuesto, existe un golpe de rayo, brutal, que no deja lugar a ninguna vacilación. Es el amor apasionado que se produce a la primera mirada aunque esta aceleración dure, a veces, sólo un tiempo corto. Luego, hay un amor naciente que necesita su tiempo para enderezarse. No es forzosamente menos prometedor pero sí más ambiguo en sus manifestaciones. Se trata de cuando decimos en voz baja a una amiga: “sabes, creo que ese chico me gusta”.
Esta incertidumbre, lejos de invalidar la fuerza del sentimiento, se traduce en una batalla a la que nos entregamos. Muchos elementos nos atraen hacia el otro: reconocimiento, confianza, sentimiento de paz, alegría. Hay otros que nos alejan: miedo a ser rechazados, a volvernos dependientes, a ser invadido, a no estar listos. Desciframiento de los signos de este amor naciente y todavía balbuceante.

Las mejillas rosadas

Muy a menudo, en el amor, es el cuerpo el que habla primero aunque nos esforcemos en ignorar los signos que envía. La ansiedad provoca un empuje de adrenalina que provoca una aceleración del ritmo cardíaco, un sudor excesivo. Al mismo tiempo, el sentimiento amoroso libera dopamina, serotonina y endorfinas en oposición a la adrenalina. Estas hormonas del amor van a provocar una dilatación de los vasos sanguíneos que dará mejillas rosadas y coloreará el cuello. Estos jaspeados atraen la mirada. El cuello es una zona de fragilidad, por excelencia, en el caso de los humanos. De modo muy arcaico, cuando nos enamoramos de alguien presentamos esta zona en prueba de abandono y confianza.
Esta incertidumbre, lejos de invalidar la fuerza del sentimiento, se traduce en una batalla.

Queremos ser interesantes y sacamos sólo trivialidades. Querríamos causar gran efecto pero derribamos nuestro vaso. Nuestro inconsciente se divierte en jugarnos malas pasadas. Nuestra apreciación de la situación es signo de un encuentro importante.

Los tácticos

El amor naciente está poblado de dudas y tormentos y, a veces, de tácticas irrisorias para enmascararlos. Fingimos no esperar una llamada telefónica, pretendemos estar ocupados por la tarde mientras que estamos libres para aburrirnos. ¿Qué esconde esta puesta en escena? “El temor a ser rechazados”, responde a Alain Héril. Es nuestro narcisismo el que está en juego.
La naturaleza verdaderamente no está en la cita… Afortunadamente, Sofía Cadalen nos tranquiliza: “ninguna estrategia se resiste al amor”.

La resistencia

Signo infalible del amor naciente: la resistencia que ponemos. “Cuando estamos frente a un chico que no corresponde a nuestros criterios conscientes, sino que nos desestabiliza inconscientemente, perdemos pie”, analiza a Alain Héril. Desviados tratamos, cueste lo que cueste, volver al camino razonando. Si estamos asustados por nuestro deseo, intentamos huir. Este vértigo se acompaña de un sentimiento de pánico: es muy bello todo esto, nos murmura una voz, pero ¿durará? Tendemos a evitar la felicidad por temor a que salga mal.

Las proyecciones

Otro signo del amor naciente es la propensión que tenemos a proyectarnos en un futuro lo más feliz. Para Alain Héril, estas proyecciones son un modo de tranquilizarnos sobre lo que viene: “pasándonos una película donde el otro nos quiere y nos desea, saltamos el obstáculo de la incertidumbre que caracteriza el amor naciente”.
Sofía Cadalen advierte contra estas proyecciones tempranas que pueden producir más ganas de amor que de un amor verdadero: “desconfío de estos guiones donde el otro no tiene mucho sitio y debe entrar, cueste lo que cueste, en un marco. Gustar es comenzar a estar dispuesto a hacer sitio al otro y no, únicamente, en el sofá”.

El embellecimiento

Cuando encontramos a alguien que nos gusta, tendemos a minimizar los obstáculos y a sobreestimar las conveniencias. “El amor tiene facultad para adornar la relación y hacerla más bella por un proceso de idealización en sí”, observa Alain Héril. Un beneficio sagrado y secundario que corre peligro de mantenernos ciegos.
Abstengámonos de inventar un cuento de hadas sobre la realidad. Jóvenes mujeres me cuentan que si su pareja jamás les dice “te quiero”, es que no las quieren. “La ceguera tiene límites”, matiza a la terapeuta. Muchos se consideran enamorados de alguien mientras que son, simplemente, enamorados del amor. En este caso, el otro está allí sólo para colmar una espera, una necesidad. ¿Cómo saber si se trata de amor? El sentimiento escapa siempre del control.
Gustar es la experiencia más interesante de nuestra vida. “Dejemos a un lado nuestras resistencias y dejémonos llevar”, anima a Sofía Cadalen. El amor naciente está en el lado de la aventura.
próxima a ti físicamente, si se ríe de tus bromas, incluso de las menos divertidas, y si tiene los ojos que brillan al mirarte o al pensar o en ti: tiene sentimientos hacia ti. Esa chica te quiere.

Usa y abusa de su mirada

¿Tu pareja te está mirando con la menor palabra que pronuncias? ¿Tiene los ojos brillantes cuando estás frente a ella? ¿Su mirada es profunda y sus pupilas se dilatan en tu presencia? Ninguna duda: esa chica te quiere.
Este juego de mirada traiciona sus sentimientos, miramos con los ojos del amor.

Eres su confidente

A una chica decidirse, completamente, le lleva tiempo.
Si tu novia te cuenta cada vez más cosas: sus pequeñas preocupaciones en el trabajo, sus angustias, sus aprensiones y sus deseos más profundos, es porque confía en ti y tiene ganas de compartir las cosas más íntimas contigo.

Quiere saber todo sobre ti

Tú le hablas y ella lo retiene todo, se interesa por todo lo que te concierne de cerca o de lejos.
Si le gusta que le cuentes tu pasado, tus proyectos futuros y bebe tus palabras cada vez que abres la boca, de seguro, esta chica te idolatra y está enamorada de ti.

Tiene un comportamiento excesivo

Si se trata de un amor verdadero es posible que tenga reacciones bastante extremas. Por ejemplo, si cometes un fallo llega el drama. Este pequeño incidente toma proporciones gigantescas.
No te equivoques: este género de reacción no es de odio sino de amor.

¿Por qué este género de comportamiento?
Simplemente, para llamar la atención o porque se siente atrapada en el amor y no lo asume.

Es celosa, posesiva o las dos cosas

Cuando queremos a un hombre lo queremos para nosotras solas, por eso cuando vemos que tiene una nueva amistad en Facebook, nos sentimos angustiadas y competimos con nuestros conocimientos femeninos. La mujer enamorada necesita ser tranquilizada y considerada como la única en la cabeza de su amor.

Ahora que sabes descifrar si una mujer está enamorada de ti o no, tú verás si quieres lanzarte a una historia plena de sentimientos.

Mujer enamorada: los signos que no engañan

Este mensaje se dirige a los hombres. Si sales con una chica, desde hace algún tiempo, y no sabes si está enamorada de ti sigue nuestros consejos para descifrar sus pensamientos.

Video cómo conquistar a una mujer de manera subliminal

Video: cómo conquistar a una mujer

Para saber más sobre el lenguaje corporal

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de los excelentes libros:

Seduccion Elite

como-conquistar-a-una-mujerAprender el sistema el más efectivo para aprender a seducir. Cómo ligarte a mujeres fácil.

como-conquistar

El amante perfecto

como ser un buen amante en la camaNo importa la edad ni el físico que se tenga, puedes conseguir mujeres fácilmente con esta guía.

como-conquistar

Loading...
5 Comments
  1. deiluis 2 años ago
  2. Anónimo 2 años ago
  3. Anónimo 1 año ago
  4. Anónimo 1 año ago

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 21 = 31