¿Cómo seducir a una mujer?

Seducir a una mujer no es muy complicado

Como seducir a una mujerExige un poco de audacia y talento. A pesar de muchas ideas preconcebidas, para seducir a una mujer no hay necesidad de utilizar técnicas complicadas, ni desempeñar un papel pretendiendo ser alguien diferente, ni manipular al otro o mentir sobre las intenciones.
Muy al contrario.
Estos consejos deberían permitirte comprender cómo seducir con elegancia, finura y una eficacia temible cualquiera que sea tu personalidad.

Seducir a una mujer: los principios de base

Cada chico es diferente, cada mujer es diferente y cada encuentro es diferente.
A pesar de ello, aumentar las posibilidades para seducir a una mujer exige lo siguiente:
1. Tener las cualidades que hacen que un hombre pueda gustarle a las mujeres puntuando ante sus ojos
2. Tener una buena comprensión de los encuentros y la seducción (las etapas de la seducción, lo que se hace, lo que no se hace, lo que les gusta a las mujeres, lo que rechazan, los errores que hay que evitar, qué hacer en cada momento y de qué modo, etc.)
3. Decidirse porque muy a menudo, si no se hace nada, no pasa nada.

Seducir es puntuar

Es, sin duda, el principio esencial de la seducción.
Seducir a una mujer es puntuar ante sus ojos para llegar lo más alto posible en su clasificación.
Si quieres seducir a una chica te va a hacer falta:
· Pasar sus filtros de base para evitar ser eliminado desde el principio.
· Estar considerado como un chico potencial.
· Continuar puntuando para llegar lo más alto posible en su lista.
Es la diferencia entre los chicos, a los que las chicas observan, y aquellos que no se dan cuenta: los primeros hacen (voluntariamente o no) lo necesario para puntuar e interesar a las chicas. Los otros, no.
Tu misión n°1 es procurar cultivar las cualidades que hacen que un hombre puntúe ante los ojos de las mujeres.

Seducir es hacer lo que haga falta y como es debido

Si quieres seducir a una mujer, puntuar y llamar su atención no bastan.
Hay que tener una buena comprensión del funcionamiento de los encuentros y de la seducción. Las reglas, las etapas, las cosas que ayudan, las que pueden perjudicarte, lo que quieren las mujeres, etc.
Comprender todo esto te ayudará a actuar mejor para sumar puntos.
Tu misión n°2: decodificar los mecanismos y las dinámicas detrás de los encuentros y la seducción, y comprender mejor la diferencia entre encuentros y seducciones acertadas o fallidas.

Decídete

Gustarles a las mujeres está bien (esto te permitirá desmarcarte de la inmensa mayoría de los chicos) pero queda todavía una cosa por hacer: entrar en acción. Aquí, ningún secreto: es tu personalidad, energía, buen humor y capacidad de administrar las situaciones imprevistas las que van a demostrar la diferencia. Si quieres relacionarte mejor vas a tener que habituarte, poco a poco, a cultivar tu holgura relacional.

Cómo seducir: las cinco reglas fundamentales

Cómo seducir a tu vecina, a una desconocida abordada en la calle o a una chica en internet. Las reglas no son fundamentalmente diferentes.

Las cinco reglas fundamentales para seducir a la mujer que te gusta :

No existen fórmulas mágicas, pero sí muchas técnicas de seducción. No aprendes a tocar el piano o nadar con tu instinto, aunque sí con profesor y su método.
Los principios fundamentales de la seducción jamás cambian y deberás aprenderlos de memoria. Ninguna excepción.
Comenzaremos con la regla más importante para los hombres. Dije bien, para los hombres, porque las mujeres tienen mucho menos esta obsesión amorosa.

Para seducir a una mujer: ninguna obsesión

No pongas a las mujeres sobre un pedestal, no las idolatres, no las consideres como pequeñas joyas frágiles alrededor de las cuales toda la sociedad debe organizarse para protegerlas. Aunque se trate de una desconocida perfecta o de tu ex, no fantasees demasiado sobre su “perfección”, “pureza”. Si hubiera sólo un solo consejo para no olvidar, sería éste.
Todos los problemas aparecen en el momento en que nos falta esa persona y todo empeora cuando se decide que ese ser es irreemplazable. Por muy increíble que pueda aparecer cuando se está en el ojo del ciclón, jamás es verdad. Todos los seres son reemplazables.

Demasiado bueno, demasiado tonto

Seducir a una mujerNo seas demasiado gentil, los gentiles acaban siempre siendo víctimas. ¿De quién?
Del verdugo que escogieron. Mientras no hayas renunciado a esa actitud falsamente gentil que consiste en no decir una palabra más alta que la otra (sobre todo cuando se trata de decir no), jamás comprenderás cómo seducir.

Acuérdate del consejo n°2: contrariamente a lo que digan, la gran mayoría de las mujeres no se sienten atraídas por el chico gentil sino por el que se hace respetar. Se piensa, a menudo, que el hecho de decir no, no es gentil.
El consejo próximo va dirigido a tu empatía o capacidad para escuchar a una persona sin proyectar lo que tienes en la cabeza.

No salgas con la pelota en el pie

Aprende a callarte. Los hombres seductores saben hablar de ellos pero también hacen hablar a otros planteando buenas cuestiones. Es el resultado de saber escuchar manifestando una verdadera empatía con el entorno.

No, es no
Aprende a decir no. Las relaciones hombres-mujeres son, como todas las demás relaciones, de poder y hay que, regularmente, defender el territorio diciendo no.

Ningún verdugo sin víctima

Aprende a irte. Sin duda, la verdadera prueba de fuerza de un hombre es saber retirarse a tiempo.

Seducir a una mujer con lenguaje corporal

El lenguaje corporal es un arma temible en el arte de la seducción. Permite decir mucho sin abrir la boca. Tu actitud puede expresar cólera, alegría, inquietud o sorpresa. De la misma manera, puedes reenviar la imagen de una persona agradable, divertida, confiada y accesible.
En el momento del proceso de seducción está probado que el 80 % de su comunicación es no verbal.

Una comunicación indirecta con resultados concretos

¿Tuviste la impresión de apreciar a alguien sin haberle hablado? ¿El momento parecía invitarte a un encuentro amistoso de manera irresistible? Eso es el efecto de un lenguaje corporal controlado.
Lo creas o no, la mayor parte de tu comunicación es gestual o corporal. Según el sujeto que sea abordado y sintiendo presión frente a tu interlocutor, tu cuerpo envía señales diferentes y traducibles, en un santiamén, por tus allegados.
Para seducir a una mujer debes trabajar para reenviar la imagen de un hombre confiado y simpático. Debes aprender a sacar ventaja de tu lenguaje corporal enviando un buen mensaje. Con ello tendrás hecha la mayor parte del trabajo.
Esta imagen de ti mismo(a) es más importante que tus palabras. No peques de exceso de timidez.

Tu postura es la llave

Tu postura es la primera cosa que una mujer va a observar. No necesitarás llevar un traje Armani o el último corte de pelo de moda, si te acurrucas en una esquina crispado sobre tu vaso, mirando ansiosamente a tu alrededor sin hablar. Así no seducirás a nadie.
Deberás mantenerte derecho, mostrar un aire confiado y entrar en interacción con la gente que te rodea. Poca importancia tiene la manera en que les abordes. Lo que tienes que mostrarles es que formas parte del entorno. No eres un intruso.
Mantén los hombros derechos y la cabeza muy alta. No mires tus zapatos. Estiramientos regulares de los músculos del cuello y hombros pueden ayudarte si tiendes a encogerte.

Todo esto podrá mejorar de manera increíble tu poder de seducción.

Instaura el contacto visual

Muchos hombres evitan el contacto visual, cuando tratan de coquetear, porque les desestabiliza. Estar nervioso cuando se habla con una mujer es natural, pero el contacto visual será primordial. Después de todo, ¿no decimos que los ojos son el reflejo del alma?
Sea lo que sea, tu mirada te permitirá comunicarte de manera mucho más significativa que la palabra, no lo olvides.
Si eres poco tímido entrénate mirando a la gente a los ojos cuando les hablas: familiares, amigos, profesores…

Sé optimista y positivo

Ser optimista y positivo en todas las situaciones es un elemento clave para atraer mujeres. Nadie se interesa por una persona encogida que reniega en un rincón. Una gran sonrisa te dará un aire confiado y seguro. Es muy simple y eficaz. Si tienes cuidado con esto verás que las mujeres más seductoras están, a menudo, rodeadas de hombres que demuestran alegría de vivir.

Deberás ser el hombre Alfa

Fuerza y confianza generalmente definen al hombre Alfa: el que se desmarca de la jauría y dirige el baile. Ser Alfa no significa ser agresivo o desdeñoso sino, simplemente, mostrarse para no sufrir la competencia de otros.
Las mujeres buscan, sistemáticamente, este tipo de líder cuando encuentran un grupo de hombres.
Aparece como un tipo tranquilo, con autoestima alta. Cultiva la imagen de la virilidad sin ser arrogante. Las mujeres no se sienten atraídas por hombres que tienen miedo a hablarles.
Un hombre Alfa es fuerte, arriesgado y no teme el fracaso porque aprende de sus errores y sabe administrar este tipo de situación, con humor.
Para seducir a una mujer, no basta con tener una imaginación desbordante y ser un profesional de la conversación.
Las palabras serán la última de tus preocupaciones porque haciéndote hombre Alfa, demostrando tu carisma y lenguaje corporal, podrás seducir a las mujeres sin abrir la boca.

Para ir más lejos, les recomendamos los excelentes:

Seduccion Elite

como-conquistar-a-una-mujer

Aprender el sistema el más efectivo para aprender a seducir. Cómo ligarte a mujeres fácil.

como-conquistar

El amante perfecto

como ser un buen amante en la camaDescubre cómo hacer que cualquier mujer se retuerza de placer en la cama contigo.

como-conquistar