Los hombres de signo Leo

signos de leo

Signo de leo

Leo es un signo profundamente sociable dedicado a mantener sus relaciones con otros.

Cómo son las personas Leo

Leo está dotado de una energía extraordinaria que le empuja siempre a más. Audaz y valiente, responde con brillantez a la adversidad.

Cuando desea algo su determinación es feroz y hace todo lo posible para lograr su fin.
Esto también puede causarle perjuicio: no le gusta cambiar de opinión y tiende a veces a obstinarse con ciertos proyectos.

El hombre Leo comenta sobre todo y sus opiniones son muy tajantes. Es difícil contradecirle porque puede mostrarse autoritario y hasta dogmático.

El nativo de Leo necesita notar que es respetado, considerado y reconocido por otros. Le gusta sentirse el rey y procura brillar en todas las situaciones.
Desprecia a los que quieren mermar su imagen, se atreven a criticarle o se burlan de él. Leo, en apariencia, tiene una opinión muy alta de sí mismo pero, en el fondo, es su falta de confianza la que le empuja siempre a más.

Un poco centrado en él, a este hombre exigente le gusta expresarse porque necesita saber que existe. Si vives con un Leo templa su impetuosidad porque a la larga corres peligro de que te atropelle y muestre su tiranía.

Consciente de su poder sobre las mujeres, Leo es un ser encantador a quien le gusta seducir. Si tiene público para admirarle se sentirá con más alas.
Tiene grandes ideas, proyectos llenos de promesas y detesta lo que es pequeño o sin ambiciones.

Halágalo, te adorará. Leo necesita ser el centro de atención y el mejor en todo.

Leo puede comenzar aventuras sin porvenir antes de que encuentre la mujer que sepa admirarle y valorar su imagen sin hacerle sombra.

El hombre Leo enamorado

Apasionado, Leo exige que su amor se tome en serio.
Posee pasión, energía y entusiasmo.
Leo es un gran seductor que no pasa inadvertido. Convincente, se atreve a abordar lo más hermoso y misterioso. Se permite coleccionar conquistas.
No olvides que es muy difícil resistirse a su encanto devastador.

Su sexualidad tiene un sitio importante en sus relaciones ya que es un medio para él de expresar toda la fuerza de sus sentimientos.
Cuando está enamorado mira a la otra persona con admiración y sabe ser un genio.
Si le ayudas a conseguir sus ambiciones y progresar socialmente, te adorará todavía más.

El signo Leo en el amor

Leo es un signo de fuego gobernado por el Sol. Aspira, como este astro que es el centro del sistema solar, a ser el polo principal de atracción. Este deseo es todavía más flagrante en el campo sentimental. Esta necesidad de brillar se expresa, en primer lugar, por su paso orgulloso y majestuoso.

Ciertos nativos hasta pueden dar la impresión de ser altivos e inaccesibles. Si has sido seducido por un Leo, esta actitud no facilitará los primeros momentos de seducción. Este comportamiento es sólo el reflejo de sus pensamientos más íntimos. Leo, generalmente, tiene una opinión muy alta de sí mismo y no le gusta tratar de señor y señora a todo el mundo.

Preferirá tomar la delantera mostrándose ligeramente distante. Es su manera sutil de mostrarse y hacerse desear. Consciente de sus cualidades, cree que es único en su género porque tiene éxito muy a menudo donde otros son suspendidos. Posee una gran confianza en sus posibilidades.

En todo caso, si a veces le surgen dudas consigue enmascararlas a los ojos de los otros. Inspira confianza y se le ve carismático y atractivo. Cuando se le conoce mejor, es abierto, generoso y magnánimo.

Reconocerás a un hombre Leo por su espalda derecha, cabeza alta y su aspecto de Apolo. Aunque no tenga músculos su físico irradia mucha fuerza, al igual que su cabello largo (como el personaje de la mitología bíblica Sansón, del que se celebra su santo el 28 de julio en el signo de Leo).

La mujer es delgada y sensual. Siempre viste con gusto y clase, escogiendo ropas elegantes y sexis e intentando no pasar inadvertida. A todos ellos les encanta causar sensación destacando su físico.

Tienen mucho gusto. Cuando Leo encuentra a una persona que le gusta, su corazón se acelera. Son generalmente muy apasionados y conquistadores.

Algunos van al grano, otros, más prudentes, intentan llamar la atención y atraer a la persona que les gusta.

Por otra parte, les hiere la indiferencia o cuando la otra persona no responde a sus solicitudes. Un consejo: si estáis unidos a un Leo, evitar esta equivocación. Podría ser el principio del fin de la relación. En la fase de aproximación, si los sentimientos que experimenta no son compartidos por la otra persona la relación no funcionará.

Leo es muy cuidadoso con su imagen y con lo que se piensa en él. Le gusta dar buena impresión y brillar a los ojos de sus allegados. Cuando emprende algo, lo hace por todo lo alto y no mira el gasto. Un Leo es capaz de gastar mucho dinero en su mujer amada. Muy generoso, hasta si no tiene dinero (lo que es bastante raro), hará de todo lo necesario para impresionar y demostrar que es la única persona que cuenta ante sus ojos.

Grandes restaurantes, regalos lujosos, bellos coches para los hombres y vestidos suntuosos para las mujeres… Muy exigentes y exclusivos, todo ellos intentarán estar a la altura de su pareja.

Si quieres conservar a tu Leo, tú también tendrás que mostrarte generosa. Sabrá devolverte el detalle siendo leal y fiel. Para los Leo, la menor falta de gusto por parte de la otra persona hará que lo tomen como una mediocridad y se sientan heridos. Para ellos, el valor de las cosas que se les ofrece no es el reflejo de lo que representan a tus ojos y no por ello van a aprovecharse.

Si se sienten decepcionados no van siempre a decírtelo porque sería rebajarse a la altura de la mediocridad de tu gesto. Se guardarán su orgullo y se irán alejando poco a poco de ti. Si sabes demostrarles cuánto cuentan para ti, viviréis vuestro amor como un cuento de hadas.

El signo zodiacal Leo en la cama

LEO – Caliente y ardiente

Con la imagen del Sol que le gobierna, Leo irradia calor. Un poco exhibicionista, te ofrecerá la visión excitante de su anatomía apolínea Su carisma causará estragos en el cuerpo y corazón de sus conquistas.

Sus atractivos

Su silueta felina, de atleta, producirá a su paso muchas sensaciones. Este apolo conquistador acometerá audaces iniciativas con el fin de darte a conocer un placer inédito y único del que él sólo posee la llave. Así como el animal salvaje que lo simboliza demuestra su fuerza con elegancia, sacará sus uñas para sujetarse mejor y mantenerse mientras no haya merendado todos los centímetros de tu piel. Goza de una resistencia que producirá celos a los demás varones. Se aplicará toda la noche, todo un fin de semana, para probarte su destreza. Te conducirá hasta el éxtasis deleitándose con tus testimonios de admiración y goce. Los viajes al séptimo cielo están garantizados.

Sus inclinaciones

Contrariamente a la mayoría de los hombres, Leo necesitará sentimientos para entregarse a la actividad sexual. Nunca desprovisto de deseo, necesitará sentir un mínimo de interés por la otra persona.

Exigente en cuanto a sus elecciones, se comportará como un Leo generoso con la elegida que se sentirá feliz bajo sus besos profundos, lánguidos e interminables. El placer de su compañera pesará antes que el suyo. Para este dueño de la sexualidad, inútil recurrir a prácticas más o menos depravadas, tener exigencias desconcertantes o poseer una colección de juguetes eróticos. Simplemente, disponte a recibir una buena azotaina.
La posición del misionero y sus derivadas gozan de sus preferencias. Le gusta dominar y lo hace bien. Deseará que le acaricies con tus uñas sus partes más íntimas, así como su espalda, zona extremadamente erógena en el Leo. En el momento crucial, agárrale de las nalgas, lo adora.

Cómo enamorar a un hombre Leo: conquistarle

  • Muéstrale que eres excepcional.
  • Cumpliméntale. Es único, increíblemente divertido e inteligente.
  • Muéstrate hermosa. Leo es muy sensible al aspecto físico. Evita las mujeres descuidadas o de aspecto común.
    Jamás le dejes salir solo, adora los convencionalismos y los placeres de la noche.
  • Evita mermar su ego. No subrayes sus pequeños errores, pasa en silencio sus indelicadezas. Esconde una falta terrible de confianza.

Cuáles son los mejores signos por los hombres Leo

Hombre Leo – Mujer Aries

Ambiente
Fuego garantizado de amor entre la llama incandescente de Aries y el fuego de Leo. Pareja ganadora, pero su llama podría consumirse por ambas partes.

Lo bueno
Personalidades sagradas.

Lo malo
Un combate de egos.

Armonía
Ninguna media medida. He aquí la ocasión más bella del “golpe de rayo”: dos enamorados ardientes. La pasión en común, la generosidad, los deseos al máximo… Pero, cuando un egoísta se prenda de un egocéntrico, podemos preguntarnos alrededor de quién la tierra puede girar. Leo será bastante generoso con su Aries, mientras que ésta última le dejará brillar el primero. Aunque la pasión sea grande, los egos no dijeron su última palabra. En breve, podrían tener tantos adversarios como compañeros: he aquí una asociación que podría instalarse en la competición. La estimulación es un carburante excelente de la emoción.

Consejo
Son vuestras endiabladas necesidades de existir respectivas las que podrían estropear la vida en común. El amor es un reparto pero ninguno de los dos cede fácilmente la parte de su pastel para mirar en la misma dirección.

Ya que la unión hace la fuerza, esta pareja tendrá que levantar montañas. Nada se les resistirá, pudiendo complementarse.

Sexo

Provistos del mismo erotismo, corren peligro de multiplicar sus hazañas sensuales en dirección al séptimo cielo. Jamás perderán el tiempo cuando se trate de voluptuosidad intentando consumirla sin moderación.

Consumir la llama del amor con delirios tiernos e inconsecuentes: gozáis de un formidable instante presente.

Hombre Leo – Mujer Tauro

Ambiente
Pasiones recíprocas y fascinación en una pareja compleja, pero sólida.

Lo bueno
Se atraen como “imanes”.

Lo malo
Siempre en competición.

Armonía
Tauro posee fuerza y Leo el carisma, pero las aptitudes de cada uno son interesantes para el otro. Uno podrá sentirse fascinado por el otro (y vice-versa) porque lo contrario se atrae como “imanes”. He aquí dos “titanes” del zodíaco y esta asociación puede producir tanta admiración como competición. El brío de Leo puede reposar en la estabilidad de Tauro. A Tauro le gusta su Leo. Leo aprecia el materialismo de su Tauro. Es una pasión compleja la que puede acercarles y unirles sobre bases tangibles y sólidas. Explosiones aseguradas (porque sus caracteres son fuertes) y pasión a voluntad. Tauro sabe hacer frente a Leo.

Consejo
Tauro no tiene interés en mostrarse demasiado material porque la generosidad y la elegancia de Leo no se lo aconsejan. En resumen, un exceso de tierra no debe extinguir el fuego de Leo. Hará falta que Tauro guarde su posesividad en el bolsillo porque Leo no podrá brillar sólo en la intimidad. Atención a los celos y a las pequeñas rivalidades que pueden instalarse: podría estropearse una pasión muy bella con reclamaciones inútiles.

Sexo
Menos sensualidad en Leo que en Tauro, pero juntos multiplicarán las explosiones de los sentidos. Si Leo desea ser el más fuerte, Tauro se define como el mejor amante: cantidad y calidad deberían aquí unirse para el mayor delirio de los sentidos.

Hombre Leo – Mujer Géminis

Ambiente
Una asociación inteligente y ambiciosa que no carece de picante ni de brillo y que puede dar paso a un bello sentimiento.

Lo bueno
Un pareja que puede quererse mucho.

Lo malo
Procurar no rivalizar: esto podría estropear la relación.

Armonía
El cerebro del zodíaco (Géminis) se asocia con el carisma (Leo) para formar una pareja con futuro. Géminis y la ambición de Leo se completan para realizar grandes cosas. Un aire de superioridad a dúo, una prestancia sagrada y una complementariedad asombrosa asociándose para crecer. Seducción (Géminis) y pasión (Leo) se encaprichan para lo mejor: Leo admira la inteligencia de Géminis y a éste último le gusta brillar al lado de su Leo preferido. Una atracción apasionante que no aumentará demasiado porque los dos se contentan con poco. Leo será atizado por la vivacidad de Géminis y las neuronas de Géminis se esforzarán en gustar más a su “rey de los animales”, aunque un pequeño complejo común de superioridad les asegura que no se encontraran en todo.

Consejo
Recuerda que la unión hace la fuerza y que vuestros triunfos respectivos serán argumentos sagrados. Aprovecharos jovialmente uno del otro para crear esta emulación recíproca que os hará sólidos como rocas. No hacer nada para mantener esta alianza sería absurdo: reagrupar pasión, brío e inteligencia producirá grandes momentos.

Sexo
Cuerpo a cuerpo, un poco movido, entre el rey de la realización erótica y el príncipe de lo lúdico. Leo procurará confirmar su dominio y Géminis atizar su deseo. Uno se procura el resultado, el otro, el mejor modo de llegar a él. Una pequeña diferencia que exige tiempo de adaptación y algunas correcciones para llegar a alcanzar juntos el gran escalofrío.

Hombre Leo – Mujer Cáncer

Ambiente
Mucha pasión, emociones y afecto en esta pareja desigual: Cáncer es terriblemente “partidario” de Leo y Leo se sentiría un Pigmalión. ¿Este amor surrealista podrá resistir el día a día?

Lo bueno
Emociones a tamaño natural.

Lo malo
Un potencial desequilibro con la intensidad del amor.

Armonía
El feudo zodiacal de las riquezas interiores (gentileza, emotividad, sueño, imaginación) que es nuestro Cáncer se encuentra confrontado con los pilares de los signos exteriores de riqueza que es nuestro carismático Leo: la relación que corre peligro de instalarse es la de un rey frente al alumno enamorado y dócil.

Cáncer no deja de soñar, encapricharse y dar. Leo recibe, aprovecha y extiende su posición hasta tomar posesión de los sueños de su crustáceo preferido. Una gran pasión puede instalarse pero a menudo se parecerá a la admiración incondicional de un “partidario” a su “estrella”. Leo se alimenta magistralmente de este amor mágico que elabora minuciosamente su Cáncer tierno, y este último jamás habrá encontrado objeto de deseo tan fantástico. La generosidad y el brío natural de Leo colmarán, mucho tiempo, las necesidades de seguridad del Cáncer frágil. Leo necesita existir y brillar para ser el más grande y será esto, a la larga, el verdadero problema de Cáncer y de su exclusivismo asociado.

Consejo
Si Cáncer no encuentra motivos para mostrarse “partidario” de su Leo preferido, un verdadero desequilibrio podría instalarse. Leo tiende a alimentar su ego con el amor que se le da y a menudo saca provecho de ello para ir a jugar a “Tarzán” a otro lugar. Es bueno saber que Leo adora que se le haga frente y se muestra más enamorado cuando su compañero demuestra estar a su altura.

Consejo para Cáncer: saca tus célebres caprichos del sombrero del amor y mete en cintura a este Leo que te respetará por ello.

Sexo
Será fantástico entre este príncipe de los mimos (Cáncer) y el rey del erotismo (Leo). Un cuerpo a cuerpo enamorado, lleno de ternura y caricias (Cáncer). Leo buscará un coito a la altura de su reputación.

Que suenen los violines: el dominio de Eros arreglará sus divergencias de fondo.

Hombre Leo – Mujer Leo

Ambiente
En esta pareja de estrellas los dos se preguntarán quién hace sombra al otro. Los dos se encontrarán para disfrutar de una pasión a voluntad.

Lo bueno
Una pareja favorecida por una admiración recíproca.

Lo malo
Quién puede dejar sitio a un combate de egos.

Armonía
El fuego que gobierna a Leo le transforma en punto de mira. Dos personalidades sagradas se encuentran, dos carismas se atraen: un tándem que no deja nada a la mitad, que ve las cosas grandes y que no corre peligro de pasar desapercibido. No se gustan: se adoran. Una pareja llena de generosidad con sus picos de pasión. Es cierto eso de que: “cada oveja con su pareja”, pero necesitarán sitio los dos para ser felices.

Será difícil repartirse la mejor parte y es ahí donde su asociación podría encontrar complicaciones. Sus necesidades de existencia respectivas pueden molestarse. Juegos de precedencia y relaciones de fuerza podrán encontrar aquí su sitio. Cuando el amor llega, los egos se controlan para mantener el juego más bello sin perder prestigio. Una asociación apasionante pero feroz.

Consejo
Olvidar el egoísmo, la competición y conservar la admiración. El pastel del amor es lo bastante grande para vuestros dos caracteres apasionados y no hay necesidad de ser siempre el ganador cuando se trata de sentimientos. Dejar brillar al otro no es una debilidad, y cuando llegue tu hora será una felicidad doble. Olvídate de ti mismo de cuando en cuando, para gustar más la mayoría de las veces.

Sexo
Sois unos amantes apasionados y poderosos, empujados por deseos eróticos frenados por la obsesión de la realización: el orgasmo, esa explosión de los sentidos. Ser el “mejor” no es aquí una cuestión de gusto, a vuestros ojos una puesta verdadera.

Hombre Leo – Mujer Virgo

Ambiente
Leo lleva los pantalones y Virgo es la sumisa de la fábula. Leo, es pasión y ambición; Virgo, es sentido común y organización. Leo, dirige; Virgo sabe hacerse indispensable. Esta pareja es caricaturesca pero la lógica puede hacerles admirablemente complementarios.

Lo bueno
La complementariedad.

Lo malo
Pocas afinidades.

Armonía
Una verdadera pequeña fábrica de producción: Leo formaliza, Virgo organiza; a Leo le gusta brillar; a Virgo le encanta manejar el tinglado en la sombra; Leo dirige, Virgo ejecuta; Leo ordena, Virgo perfila. Su pareja no brilla por las afinidades pero se aseguran complementariedad. Cuando Leo toma el mando de las operaciones, Virgo se relaja; cuando a Virgo le encanta hacerse indispensable, Leo se siente bien. Habrá una verdadera lógica en su asociación si cada uno resiste en su papel y no se apoya en la supremacía del otro. Uno puede volverse indispensable para el otro y vice-versa, pero no vibran en la misma frecuencia (ni para las mismas cosas). Sus deseos respectivos son muy diferentes: Virgo es económica y puntillosa; Leo, grandilocuente y generoso; Leo se altera, Virgo razona.

He aquí una pareja que encontrará equilibrio y será Virgo (como gran organizadora) la que acabará por ser la gerente en la vida de este gran Leo.

Leo necesita a su indispensable Virgo y este equilibrio les hará durar.

Consejo
Demasiada razón perjudicará inevitablemente la pasión. Si Virgo maneja demasiado a su Leo, éste no tendrá la impresión de que brilla y se sentirá frustrado.

Sexo
Leo es un deportista del erotismo que mezcla sabiamente sexo y realización en una explosión de los sentidos. El fuego de la sexualidad se encuentra confrontado con el control de la voluptuosidad.

Os toca manejar vuestros momentos íntimos para terminar en una gran armonía de sensaciones.

Hombre Leo – Mujer Libra

Ambiente
signos leo
Las virtudes y el encanto de Libra le vuelven loco a nuestro Leo. Los dos tenéis un bello paso bien combinado, pero no debéis olvidar acercar vuestras afinidades a riesgo de alejaros.

Lo bueno
El reino de las apariencias está sobre vuestra frecuencia: carisma y elegancia os acompañan.

Lo malo
El vestido no hace siempre al monje.

Armonía
Nuestro Leo, enamorado de las buenas apariencias, está loco por conseguir a una verdadera Libra. Nuestra encantadora Libra, en su caso el vestido hace ciertamente al monje, será ese signo exterior de “riqueza” que a Leo le encantará conquistar. La armoniosa Libra seducirá a Leo sin hacerle sombra. Cargada con sus necesidades instintivas de no desagradar, comprenderá que para estar mucho tiempo cerca de su Leo preferido tendrá que valorizarse sin eclipsarle. Nada falso en esta pareja que destierra lo vulgar: los dos os combináis bien y esto no tiene precio. No os fijéis en vuestras semejanzas e intentar mejorar vuestras afinidades porque los dos tenéis diferencias fuertes: Leo es un apasionado mientras que Libra “se deja llevar” llena de amabilidad.

Existe tanta implicación en este Leo fogoso que no sería bueno que su Libra preferida pasara de largo.

Consejo
Sabéis brillar en dúo pero ¿cuál es del peso de los sentimientos? ¿Cuál es la verdadera base de la unión? Vuestra unión debe “engordar”, equilibrarse y no contentarse sólo con hermosas apariencias. Podréis durar mucho si desarrolláis la ternura.

Sexo
Leo, deportista del erotismo. Libra practicará el surf de la emoción y sensaciones mientras que nuestro Leo buscará el camino más corto hacia el éxtasis. Leo ve en el sexo un partido voluptuoso donde cuentan los puntos. Libra haría del sexo un momento erótico para los corazones. Una cuestión de punto de vista.

Hombre Leo – Mujer Escorpio

Ambiente
He aquí dos temperamentos fuertes. Un idilio pasional que no encajará fácilmente. Un encuentro de colosos en un sentimiento lleno de pasión.

Lo bueno
Todo pasión.

Lo malo
Subidas y bajadas en la relación.

Armonía
El agua poderosa, la tempestad de Escorpio. El fuego deslumbrante, Leo. Su relación se caracterizará por la fuerza de sus elementos respectivos. Nada amanerado, nada anodino, una pasión llena de atracción.

No deberéis dejar las cosas a la mitad: pocas concesiones pero llenas de emoción. El zodíaco os sitúa con diferencias grandes porque Leo está en el reino de la apariencia y Escorpio en las profundidades del alma: he aquí una asociación divertida y diferente pero con todo para gustarse. Si los polos opuestos se atraen, seréis unos grandes amantes. Leo es la generosidad, el fuego del amor. Escorpio es la seducción, la manipulación, la tenacidad. No disfrutáis de las mismas virtudes pero vibráis intensamente. Autoritario contra refractario, carisma contra seducción, extraversión contra introspección: una pareja llena de sensaciones que puede prosperar si están bien “colgados” el uno del otro.

Consejo
Las relaciones de fuerza serán admisibles puntualmente: un Escorpio no cambiará fácilmente de idea y un Leo llevará fácilmente los pantalones.

Deberéis haceros más concesiones para que vuestra unión llegue a buen puerto. Conservar vuestra fuerza respectiva para alimentar la pasión y no para destruir el objeto de vuestro deseo.

Sexo
Leo no resistirá mucho tiempo la sexualidad desenfrenada de Escorpio. Deberéis practicar surf sobre los entredichos que decuplican las ganas, domesticar los tormentos que modelan el deseo y crear el peligro que magnifica el placer: escalofríos y frustraciones para llegar al éxtasis.

Hombre Leo – Mujer Sagitario

Ambiente
Temperamentos de fuego poco adaptados a las necesidades de una pareja. El idealismo, la generosidad, el entusiasmo, la pasión y el humanismo se aliarán aquí para haceros felices.

Lo bueno
El fuego del amor.

Lo malo
¿Qué hacer en caso de incendio?

Armonía
Leo y Sagitario se encuentran para crear pasión, entusiasmo, generosidad y abrasarse a dúo. Se fusionan para no dejar pasar de lado la felicidad. Se creará una pareja de sentimientos grandes. Cuando hay demasiado fuego sabemos que hay peligro de incendio (sus cóleras!) aunque no deberán dejar apagar su llama: sus egos respectivos no podrán mantenerse eternamente sin roces. No te inquietes: los signos de fuego necesitan estallar de cuando en cuando para recargar baterías y motivación. Las reconciliaciones serán de lo más intensas.

Consejo
Los temperamentos de fuego y sus egos darán pocas concesiones y es ahí donde deberán ser buenos. No lo olvidéis: Leo (más celoso) no verá con buenos ojos las necesidades de libertad de su Sagitario preferido, cuyo horizonte deberá extenderse más allá de Leo. Desarrolla rápidamente tu función de “moderador” y saldrás mejor parado de la situación.

Sexo
El deportista del erotismo (Leo) cae sobre el conquistador del sexo (Sagitario). Uno habla de realización, el otro de descubrimiento, exploración, experiencias. Ningún problema a la vista y nada que altere su universo de placer: explosión de los sentidos sin consecuencias. Aventura totalmente natural para un horizonte ilimitado. Viaje no organizado para cuerpos liberados en dirección séptimo cielo.

Hombre Leo – Mujer Capricornio

Ambiente
He aquí un dúo ambicioso y realista que no corre peligro de ahogarse en la emoción. Si no deseáis un matrimonio de conveniencia tendréis que mejorar vuestras afinidades, alimentar el sentimiento y desarrollar argumentos un poco más tiernos.

Lo bueno
La unión hace la fuerza.

Lo malo
La emoción podría ser el pariente pobre de esta pareja.

Armonía
He aquí una pareja de ganadores: uno ve a lo grande (Leo), el otro a lo lejos (Capricornio) y lo importante es que no se contentan con poco. Un chico que se juega las pestañas (Leo) encuentra un (Capricornio) ambicioso, teniendo en común un materialismo sagrado. Construir y hacer de esta unión su fuerza será su triunfo. Pero, si sus fines comunes son realistas, sus caracteres no son menos diferentes: la generosidad y el carisma de Leo contrasta con el control de un Capricornio un poco refrigerante. Capricornio habrá conseguido canalizar los arranques de su Leo preferido, dejándole algunas veces un poco frustrado y menos fogoso. Con un Capricornio queda poco espacio para la pasión y los desbordamientos: Leo no encontrará allí siempre lo que desea. El sentimiento podría no ser durante mucho tiempo el centro de sus preocupaciones, pero encontrarán otras razones para durar. El amor no será su más bello fin, pero su unión generará proyectos ambiciosos con éxitos para los dos.

Consejo
¡Atención! A esta relación le acompaña poca emoción. Existe la posibilidad de que haya un intercambio insuficiente para alimentar el sentimiento. A Leo le gusta ser el punto de mira. Capricornio acumula, cuenta y persevera pero no es demasiado afectuoso.

Desarrollar seriamente en pareja el reparto de sentimientos y emociones. Será el amor el que gane.

Sexo
Capricornio necesita sumergirse en una intimidad deliciosa para abandonar su concha y descubrir su fuego insospechado. Esto es tanto como decir que nuestro Leo va a tener que mejorar la manera de conseguir los preliminares, lo que no es forzosamente su manera de actuar.

Una diferencia que habrá que corregir y una adaptación que habrá que prever.

Hombre Leo – Mujer Acuario

Ambiente
Una asociación hecha para poner juntos la cereza sobre el pastel de la vida, pero con dos caracteres demasiado contrarios para asegurar que duren.

Lo mejor
Positiva actitud.

Lo malo
La vida en pareja no es su estado ideal.

Armonía
He aquí una pareja que sabe adornar la vida diaria: Leo, porque su pasión por la vida y su hermosa locura coloca superlativos donde sus ojos se posan; Acuario, porque su legendaria serenidad a toda prueba tenderá a retenerle. Positiva actitud y buen encuentro entre los dos. Los dos tienen una hermosa fuerza de generosidad común que puede atarles. El zodíaco les sitúa, sin embargo, como signos opuestos: Leo es un apasionado ambicioso mientras que para Acuario (que cambia de deseos como de camisa) las pasiones más cortas son las mejores. Leo es celoso, Acuario se siente más libre que un pájaro (su elemento). Leo es ardiente; a Acuario no le gusta ponerse a la cabeza. Leo corre peligro de chocar con este independiente que sabrá contrariar sus proyectos. Ningún aburrimiento: Con Acuario, lo que es bueno hoy no vale forzosamente para mañana. Este riesgo de inestabilidad no está hecho para gustar a largo plazo a nuestro Leo.

Consejo
Atención. Ni Leo ni Acuario serán una pareja fácil, y esto podrá afectarles algunas veces. Acuario es alérgico a las reglas y coacciones y Leo no tiende a imponerse. Mucho camino a recorrer para llegar a la unión, pero sí puede conseguirse.

Sexo
El erotismo de Acuario es un deseo de diversión. Leo y su culto de explosión de los sentidos reclaman esto y los dos pueden embarcarse en un grueso delirio de sensaciones, vértigos de voluptuosidad y éxtasis a ensayo.

Hombre Leo – Mujer Piscis

Ambiente
Un Leo delante de la capacidad de sutileza, matiz e intuición de Piscis será un elefante dentro de una tienda de porcelana, pero a Piscis le gusta echarse al agua, fusionarse inmediatamente y dar amor.

Lo bueno
Generosidad en pareja.

Lo malo
Piscis no se sentirá tan compenetrado.

Armonía
Sabemos que Leo tenderá a “pecar” pero tendrá mucho trabajo porque no posee las capacidades que emocionan al ultrasensible Piscis. Las grandes demostraciones y otros signos exteriores de riqueza (de los que Leo es partidario), no hacen forzosamente bullir a Piscis que se alimenta de intuición, impresiones y hermosos sentimientos. Divertida pareja formada por un altruista animal aquatico y un carismático (pero un poco egoísta) rey de los animales. Uno corre detrás de la luz, el otro se refugia en las profundidades del alma y el corazón. Será, por su legendaria generosidad y su fuerza de pasión (y de persuasión) que Leo ganará algunos galones en el corazón del “gran caritativo” del zodíaco. La franqueza y los arranques de sinceridad de Leo podrán desestabilizarse por las evasivas de Piscis. Este dúo generará incompatibilidades de humor pero a Piscis le gusta también comprender, perdonar y fusionarse con su alma gemela. El amor triunfará, pero será Leo quien acabará por imponerse.

Consejo
Piscis enamorado será capaz de vencer las incompatibilidades para fusionarse con su pareja. Caritativo y adicto, se adaptará al universo de su Leo preferido. No olvidar que Leo necesita ser admirado y respetado. Piscis deberá saber imponer su individualidad y algunos límites.

Sexo
Piscis “tocado” por su estrella. Leo será conquistado, vencido y estará encantado. Nuestro Leo será un amante impaciente, con un deseo que le devorará y un temperamento demostrativo, teatral y voluptuoso. Un revelador ideal de sus propias realizaciones increíbles y sexuales. Un océano de placer.

Que signos zodiacales son compatibles con el hombre Leo en el amor

  • Hombre Leo – Mujer Aries: su relación puede llevarles lejos. Sentirán gran amor el uno por el otro.
  • Hombre Leo – Mujer Tauro: las cosas no serán fáciles entre los dos.
  • Hombre Leo – Mujer Géminis: vivirán un amor apasionado y una gran complicidad les unirá.
  • Hombre Leo – Mujer Cáncer: relación basada en una complementariedad excelente.
  • Hombre Leo – Mujer Leo: amor por siempre. Entre los dos todo estará bien.
    Hombre Leo – Mujer Virgo: relación improbable pero si duran un año, será para toda la vida.
  • Hombre Leo – Mujer Libra: una historia llena de romanticismo.
  • Hombre Leo – Mujer Escorpio: todo será posible, tanto lo mejor como lo peor. En todos los casos, nada de aburrimiento en perspectiva.
  • Hombre Leo – Mujer Sagitario: asociación interesante, felicidad posible si uno de los dos renuncia a su libertad.
  • Hombre Leo – Mujer Capricornio: son tan diferentes que todo será posible: negativa categórica o amor perfecto.
  • Hombre Leo – Mujer Acuario: se atraen como imanes. Sus diferencias les acercan pero, por ¿cuánto tiempo?
  • Hombre Leo – Mujer Piscis: idilio pasajero. Su relación no está hecho para durar.

Cómo enamorar a un hombre en video

Video: cómo seducir a un hombre

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de los excelentes libros:

Derritelo de amor

Enamorar a un hombreConoce este increíble descubrimiento que te permitirá enamorar perdidamente a cualquier hombre, a tal punto de dejarlo totalmente loco por ti.

como-conquistar

Afrodita en la cama

Cómo enamorar a un hombre o a un chicoCómo volver loco a un hombre sexualmente él no quiera estar con ninguna otra mujer tu vida sexual será como nunca antes te lo has imaginado desinhibirse por completo

como-conquistar