Primera cita con una mujer: donde ir y de qué hablar

¿A dónde ir en la primera cita?

A donde ir en la primera cita

A donde ir en la primera cita

La primera cita es tan importante para ti como para ella. Es el momento de la primera impresión que, forzosamente, debe ser buena. Hay algunos detalles que debes tener en cuenta para escoger dónde llevarle.

Intenta conocer sus gustos, sus platos favoritos, su ocio, sus distracciones. Son indicios que te facilitarán la elección del lugar de la cita para conseguir que vuestro encuentro sea un éxito.

Consejos para la primera cita con una mujer

Deseas estar frente a ella, estrecharle la mano, tocarle, mirarle.

Vas a averiguar si es tu alma gemela. Te preguntas ¿cuál es el lugar ideal para impresionarle? Si la conoces más o menos bien, si sabes cuáles son sus platos preferidos, su deporte favorito, sus hobbys, la elección del lugar se vuelve más fácil. En caso contrario, espera algunos días para conocer mejor sus gustos. Es importante para la continuación de la relación que la primera cita sea un éxito.

Dónde llevar a una mujer en la primera cita

Te hará falta un marco adecuado para encantarla. Vacilas entre varias propuestas. Tienes la posibilidad de invitarle a lugares públicos. Un lugar divertido permite estar a gusto y sacar provecho de ese marco para descubrir pasiones y ocio en común.

En esos lugares os abandonaréis a la conversación sin miramientos. Son momentos inolvidables que quedan grabados en la mente. Además, seas tímido o no, tendrás la ventaja de poder disimularlo y tu estrategia de seducción será perfecta.

Otra opción será encontraros en un café bar o un restaurante, donde podrás ser el seductor perfecto sin cansarle con discursos divertidos o dramáticos. El exceso en todas las cosas perjudica. Utiliza la medida justa. Procura que la atmósfera sea relajada y natural. Demuéstrale tu lado gentilhombre.

La primera cita puede ser en un museo o en el cine, pero éste último no es un lugar muy adecuado para una buena conversación.

Podrás llegar a la cita con un poco de anticipación para recibirla con una sonrisa, desechando tu estrés.

Los mejores lugares para una primera cita

El mejor lugar para la primera cita debe corresponder a tres criterios:

  • Discreción: deberéis estar al amparo de las miradas para evitar la presión social y evitar que se sienta incómoda. Cuánto más cómoda se sienta, más tranquilo y natural será su comportamiento.
  • Presencia de terceros: deberás procurar que haya gente. ¿Por qué? Para que se sienta cómoda. Ella no te conoce lo suficiente. Se trata de que pueda gritar “SOCORRO” en caso de que te reveles como alguien desagradable.
  • Ausencia de obstáculos físicos para poder reducir la distancia entre los dos y lograr crear tensión sexual.

Analicemos algunos lugares clásicos teniendo en cuenta estos tres criterios.

El restaurante

Sí y no. Es un buen lugar para conocer, pero no para ir más lejos. Es un buen lugar para comenzar.
El restaurante es un buen lugar para la primera cita. En lugares públicos no se sentirá aislada. Hay una mesa entre los dos que os permitirá hablar y conoceros, pero que impedirá las aproximaciones.

El cine

Es un mal lugar. No hay interacción. Imposible hablar o muy poco. No hay contacto visual y muy pocos contactos físicos a causa del brazo de la butaca que separa a las personas.

La discoteca

La discoteca permite los contactos físicos como tocar y bailar, pero es muy difícil conversar. Evítalo a menos que tengáis en común la pasión por el baile.

El bar o pub

Es un lugar muy bueno si la música no está demasiado alta y no hay demasiada gente. Es fácil estar uno al lado del otro (puedes mostrarle, por ejemplo, una foto en tu teléfono para tener la oportunidad de acercarte a ella). Es muy fácil comunicarse y tener contactos visuales. Como es un lugar público, se sentirá segura.

Los museos, el zoo, las exposiciones, los espectáculos, etc.

Demasiadas cosas van a distraerle. La comunicación será difícil y habrá pocos contactos visuales.

Un paseo por el parque

Puedes parecer el tacaño que no quiere pagarle un vaso o una comida en el restaurante. Puede, sin embargo, ser algo romántico y permite contacto físico si os sentáis en un banco uno al lado del otro. Podrás agarrarle del brazo o tomarle la mano. Es un lugar romántico pero no se aconseja al principio.

En tu casa

A menos que tenga confianza en ti, lo que es raro en la primera cita, puede negarse a ir a tu casa al no sentirse segura. No te conoce. ¿Por qué iría a encerrarse contigo en tu apartamento?

Algunos lugares insólitos

  • La pista de patinaje es un lugar divertido, donde es posible tener contacto físico, pero difícil para comunicarse.
  • Los parques de atracciones son lugares difíciles para comunicarse, pero fáciles para distraerse y pasar un buen rato.
  • Un paseo en barco. Es original y entretenido. Será fácil comunicarse.
  • El juego de bolos es un lugar bastante agradable que permite divertirse y hablar. Difícil, sin embargo, para los contactos físicos.
  • La playa es un lugar muy bueno. Es fácil comunicarse, tocarle, etc. Sin embargo, puede negarse porque no quiere que la veas en bañador.
  • Un restaurante de cocina extranjera es un buen lugar para mostrar tu originalidad. Asegúrate de conocer el tipo de cocina que se sirve. Si no parece embelesada por esta propuesta vete a un lugar más clásico.

El mejor lugar para la primera cita

No hay lugar ideal, todo dependerá de diferentes factores. Tus finanzas, tus gustos, sus gustos, las condiciones meteorológicas, los medios de transporte, la proximidad de los dos, etc.

Un restaurante, un bar, un pequeño paseo por el parque será ideal. El restaurante permite conocerse mejor. El bar, la aproximación. El parque, un paseo romántico para terminar el día.

Puedes comenzar por un lugar inédito para conoceros un poco más antes de ir hacia un lugar más clásico, como un restaurante o un bar.

No olvides que para muchas chicas la primera cita es, justamente, la primera cita, y no deberás terminarla con un beso si no os conocéis bien.

¿De qué hablar en la primera cita?

La conversación es fundamental en el momento de la primera cita. Deberás dominar temas de conversación.

Será importante, en el momento de la primera cita, administrar los temas de conversación desde el más impersonal hasta el más personal e íntimo.

¿POR QUÉ?

Porque el nivel de confianza que tengas con ella dependerá del nivel de conversación.

Controlar la conversación

Contrariamente a la primera aproximación donde debes llamar su atención e interesarle para que tenga ganas de verte de nuevo, la cita tiene como objetivo aprender a conoceros mejor.
Deberás estar atento al contenido de la conversación, proponer temas, proseguir y dar ritmo a los temas.

No es necesario descubrirse demasiado en el momento de la primera cita. Te expones a su juicio y descalificación.

Evita los temas de conversación trampa

En el momento de la primera cita no habléis de política o religión. Se puede crear un conflicto.

No olvides que tu fin es seducirla y no debatir sobre la existencia de Dios. Será mejor hablar de temas como tus viajes, gustos por la música, gustos culinarios…

En todos los casos, no te extiendas demasiado y cambia lo más rápidamente posible de tema.

Luego, aunque las cuestiones clásicas ya hayan sido abordadas en la aproximación, será normal recordarlas en el momento de la primera cita.

¿Qué edad tienes? ¿Qué quieres hacer en la vida? ¿Dónde vives? ¿Dónde trabajas? ¿Tienes hermanos y hermanas? ¿Cuántos? ¿De qué edad?

Pregúntale su edad. Las mujeres no quieren a los hombres demasiado jóvenes o demasiado viejos con relación a ellas. Para no correr riesgos, evalúa el margen de edad que hay entre los dos.

Plantear cuestiones de personalidad

De que hablar en la primera cita

De que hablar en la primera cita

Estas cuestiones son un poco más divertidas y pretenden conocer mejor a la persona desde el punto de vista de su personalidad. El objetivo es aprender a conocerse divirtiéndose.
Estas cuestiones no son cuestiones de descalificación. Pretenden, más bien, establecer puntos comunes con la persona.

Puedes dejar camino libre a tu imaginación y plantear cuestiones más impertinentes. Existen unas aplicaciones sobre Smartphone que permiten conocer este tipo de cuestiones sin tener que memorizarlas.

Ejemplos:

  • Si tuvieras que escoger escalar el Everest o cruzar a nado la Manga, ¿qué escogerías tú?
  • ¿Qué es lo que soñabas hacer cuando eras pequeña?
  • ¿Cuántos hombres has conocido en tu vida?
  • ¿Cuánto tiempo duró tu última relación? ¿Cuál fue tu relación más larga?
  • ¿Dónde has viajado? ¿Dónde te gustaría ir?

Hablar de ella gracias a la lectura fría

La lectura fría consiste en decir cosas sobre alguien sin tener información, a priori, sobre él. Esto permite hablar de la otra persona sin plantearle cuestiones. La idea es decir algo, y su contrario, en la misma frase.

“Eres medio ángel, medio demonio”.

Qué decir en la primera cita

Cómo pasaste el día

Pregúntele cómo ha pasado el día. Es algo que te permite mostrar tu interés. Si no ha tenido un buen día dile que, juntos, vais a remediarlo.

Pregúntale sobre su trabajo, por qué lo escogió, qué le gusta de él.

Vuelve a hablar sobre una conversación anterior

Para mostrar que te interesas por la otra persona, vuelve a hablar sobre una conversación antigua. Relee los e-mails que intercambiaste, piensa en lo que dijiste.
Si en e-mail hablasteis sobre literatura del siglo XX, puede ser un tema de conversación próximo. También puedes preguntarle si le gusta la lectura y qué placer encuentra en ella.

Esto le demostrará que prestaste atención a vuestras anteriores conversaciones.

Los lugares que frecuentas

Hablar de algunos lugares os permitirá saber si tenéis gustos en común. Es también un tema de conversación muy útil para organizar una próxima cita o descubrir puntos en común.

Puedes preguntarle por países o ciudades que le gustaría visitar.
Trata de averiguar lo que le atrae de ellos, lo que busca: paz mental, recogimiento, admiración, sorpresa.

Plantéale cuestiones sobre sus amigas

Cuando hable de sus amigas, plantéale algunas cuestiones. Así sabrás más sobre sus allegados y podrás intentar llevarte bien con ellos.

Puedes preguntarle qué harían sus amigas para ayudarle en caso de dificultad. Cómo se conocieron. Cómo su amistad se hizo más fuerte.

El trabajo

El trabajo es un tema de conversación en sí. Hay mucho que decir.
Si tu profesión te apasiona o la detestas, habla de ello con humor. Cuenta una anécdota y si se ríe, continua.

Los viajes

Hazle soñar. Habla de los lugares que visitaste, de tus impresiones. Si no has viajado, no inventes. Dile dónde te gustaría ir.

Los viajes son un revelador del alma y dicen mucho sobre los deseos del viajero. Decimos que el camino importa más que el destino.

Platos de comida

Cuenta lo que te gusta comer, cuáles son tus restaurantes preferidos y los platos que sabes preparar. La cocina es un tema de conversación ideal para planificar una próxima cena.

Pregunta sobre los gustos del otro en materia de cocina (exótica, creativa, tradicional, de la tierra). ¿Tu interlocutora cocina? Pregúntale cuáles han sido sus últimas realizaciones.

El futuro

Para seducir, nada como proyectarse en el futuro. Pregúntale por sus deseos y háblale de los tuyos. Evita hablar de si quieres tener niños o sueñas con casarte en la primera cita. Correrías peligro de ahuyentarle.

Antes de tener niños o casarte, deberás responder a esta cuestión: ¿es el hombre o la mujer de mi vida? La respuesta no es fácil en el momento de la primera cita. Date tiempo. Multiplicar las citas para conoceros mejor.

La cultura

Música, cine, teatro, literatura, pintura… Descubre qué le interesa y, sobre todo, no mientas. Una relación que se construye sobre la mentira no augura nada bueno.

La curiosidad es una verdadera cualidad.

Los hobbys

Deberás abordar este tema para despertar una conversación que se duerme. Si descubres una pasión en común, mucho mejor.

Pregúntale que hace los fines de semana, durante su tiempo libre, en vacaciones.
Juega al golf y tú no. Pídele que te enseñe.

Habla de cosas positivas

Se puede hablar de cosas poco positivas, pero no en el momento de la primera cita. No hables de infidelidad, de tu ex, de trabajo, no le compadezcas por su infancia difícil. Puedes hacerlo cuando ya esté avanzada la relación. Nunca en la primera cita.

Video cómo conquistar a una mujer de manera subliminal

Video: cómo conquistar a una mujer

Para ir más lejos, les recomendamos los excelentes libros:

Seduccion Elite

como-conquistar-a-una-mujer

Aprender el sistema el más efectivo para aprender a seducir. Cómo ligarte a mujeres fácil.

como-conquistar

El amante perfecto

como ser un buen amante en la camaDescubre cómo hacer que cualquier mujer se retuerza de placer en la cama contigo.

como-conquistar

Loading...

Add Comment

93 − 88 =