Primera cita: todo los tips para una primera cita

Cómo superar tu timidez en la primera cita

Primera citaLa falta de confianza hace que sea difícil conseguir la primera cita.

Finalmente, se fija la cita.

¿Qué debes hacer para superar la timidez cuando se produce el encuentro?

Consejo 1: relativiza

Piensa que aunque ese momento es importante, no representa el día más importante de tu vida.

Esperas mucho de ese encuentro pero no es razón para que sientas demasiada presión.

Piensa, simplemente, que te reunirás con una persona que te gusta. Que es un buen comienzo y debes tratar de comportarte de la forma más natural posible para seguir con la complicidad creada en la red.

Aunque no estés seguro de si le gustas, relativiza y relájate.

Consejo 2: prepárate

Es importante sentirse bien consigo mismo para estar cómodo durante una primera cita. Para conseguirlo cuida tu apariencia, estilo y asegúrate de estar atractivo (pide asesoramiento a tus amigos si lo crees necesario). Te dará confianza y ayudará a que superes tu timidez.

Prepara algunos temas de conversación. Piensa qué le preguntarás tras vuestros intercambios virtuales y, sobre todo, tómate tiempo para relajarte antes de la cita. Esto evitará que llegues totalmente estresado.

Consejo 3: relájate

Durante la cita trata de liberar la presión y disfruta. Si estás paralizado por el miedo escénico y no puedes hablar, deja que la otra persona tome la iniciativa e inicie la conversación.

No estés nervioso. Si le gustas y es una persona bondadosa, te ayudará a sentir mejor. A medida que los minutos vayan pasando, si disfrutáis de afinidades, tu timidez desaparecerá y, sin duda, pasaréis un buen rato.

Los 10 mandamientos de la primera cita

La primera cita con una persona es, a menudo, decisiva.
En ella, la persona que conozcas se forjará una opinión sobre ti y deducirá si existe la compatibilidad que podría conducir a una relación.

La preocupación por el miedo escénico, la timidez o inexperiencia (social y relacional) de estas situaciones puede hacer que cometas errores que resultarán cruciales.

De ahí la pregunta que se plantean todos: ¿cómo hacer que todo salga bien durante la primera cita?
Para empezar, el que acuda es una buena señal. Así que, respira y relájate. Ahora sólo queda identificar comportamientos y dejar que la magia funcione.

El teléfono está prohibido

¿Qué hay más molesto e irrespetuoso que una persona que juega con su teléfono móvil mientras hablas con él?

Es por eso que no hay nada mejor que dejarlo en silencio guardado en el bolsillo.

Interésate por su entorno

Para seducir a la persona que está en frente de ti, es vital que seas sincero y muestres un mínimo interés por su vida.

Pregúntale sobre su familia, educación, aficiones… En fin, no pases el tiempo hablando de ti mismo y lo que espera de esa cita.

Debes crear una relación de confianza y tratar de conocer un poco más personalmente a la otra persona.

Cuanto más hable contigo, más avanzarás en la dirección correcta.

Establece reglas

Para evitar cualquier malentendido o malestar en el momento de pagar la cuenta, especifica a tu acompañante si la cita es una invitación o una simple oportunidad de compartir una comida o bebida.

No te sientas obligado a pagar porque seas hombre. Todo depende de tu deseo.

Las señoras no deben esperar que el hombre pague la cuenta y deben ofrecerse a dividirla. Sin embargo, nada les impide aceptar la cortesía de su pareja si se ofrece a pagar la comida o bebida.

No hables de tu ex en la primera cita

Una primera cita es una oportunidad para empezar algo nuevo.
Si hablas desde el comienzo de tus antiguas relaciones, es posible que envíes el mensaje equivocado.
La otra persona puede entender que no estás separado emocionalmente aún y que, probablemente, no estés listo para una nueva relación.

Esta es una de las peores cosas que puedes hacer. Tampoco digas que pasas tus días conversando en Badoo u otros sitios del mismo tipo.

Todas las verdades no se deben decir en la primera cita.

No bebas demasiado

Un vaso o dos, no bebas más.

Estate vigilante sobre el consumo de alcohol.
Es posible que si te pasas con la bebida puedas decir o hacer cosas de las que luego te arrepientes.

Muéstrate orgulloso de ti mismo pero no arrogante

Hay una gran diferencia entre el orgullo y la arrogancia.
Una primera cita es el momento perfecto para que compartas un poco de tu éxito sin pasarte.

Muestra a la persona que está contigo que tener determinación y fijar objetivos es una buena cosa. Es diferente a hacerse pasar por una persona mejor que las otras.
Mantén tus pies en el suelo y no te excedas.

Una primera cita no es una terapia psicológica

Tu compañero de piso puede ser un idiota, tu madre una pesada o tus compañeros unos perezosos, pero éste no es el lugar ni el momento para quejarse.
Tu conversación debe ser positiva e impactante.

No debes demostrar que eres una persona que está afectada por su entorno y busca una salida.

Lo que tienes que hacer es pasar un buen rato con alguien que te atrae. Concéntrate en eso.

No trates de profundizar demasiado en la conversación

Si bien es cierto que la primera cita puede compararse a una entrevista de trabajo, no estás allí para presionar a tu pareja.

No busques significados ocultos en sus respuestas y no hagas de la conversación un cuestionario.
Seguro que intentas evaluar a tu pareja de acuerdo a tus criterios personales, pero ten en cuenta que hay una buena probabilidad de que él o ella estén tan nerviosos como tú.

No digas toda la verdad sobre ti mismo

No me malinterpretes. No te aconsejo que mientas o finjas ser alguien que no eres.
Tan sólo que muestres lo mejor de ti mismo y reserves un poco de misterio.

Muéstrate cortés, juguetón, amable e irradia confianza.
La primera cita es una prueba. Pon todo de tu parte para tener éxito.

No compliques las cosas

Los hombres y las mujeres tienen diferentes expectativas.
Un hombre piensa, probablemente, concluir la velada con una relación sexual. Una mujer preferirá pensar en una segunda cita.

No te decepciones si la otra persona no está completamente en la misma onda que tú. Esto es muy natural.

No hagas una montaña de un grano de arena y quédate con la impresión general que te ha dado la persona con la que acabas de compartir ese momento.

Como su nombre indica, sigue siendo una cita.
Buena o mala la cita, no es lo más importante.

Es bueno que perfecciones tus habilidades sociales y relacionales.
Disfruta en el intercambio y no tengas miedo al rechazo.

Qué hacer y qué no hacer en la primera cita

La primera citaLa correspondencia por correo electrónico era prometedora. La voz en el teléfono parecía amable pero tienes miedo de quedar mal en la primera cita. Relájate y lee nuestros consejos.

¿Jeans o traje de gala?

¿Qué me pongo? Las mujeres no son las únicas que se hacen esta famosa pregunta en la primera cita. Una cosa es cierta: sé tú mismo y no vayas disfrazado. Que ella utilice tacones si cree que es buena idea.

Para el hombre, fuera del pantalón vaquero hay una salvación: ponerse el pantalón que llevó a la boda de su amigo.

Sean cuales sean tus gustos, debes estar elegante. Por ejemplo, los hombres se verán mejor con una chaqueta en vez de una camiseta sin mangas.

La gran mayoría de personas puede que no propongan una segunda cita si la otra persona no tiene un aspecto elegante en la primera cita. Haz brillar tus zapatos.

La elección de la cita

El éxito o el fracaso de una primera cita están, a menudo, vinculados al lugar y la manera en que se lleva a cabo. Una cita en la terraza de un café puede salir bien siempre que ambas personas tengan cosas de las que hablar.

De lo contrario, puede convertirse rápidamente en un desastre. En lugar de ello, ¿por qué no optar por una cita sin estar sentado?

Para romper el hielo, nada mejor que un paseo por un parque o el centro de la ciudad. Pero, ten cuidado de no caminar demasiado: una caminata de treinta kilómetros en bicicleta, o una caminata por la montaña, es poco probable que tenga éxito.

¿Debes hacer planes para el futuro en la primera cita?

Preparar temas de conversación para la primera cita puede ser una gran estrategia para aquellos que no son grandes oradores. Ten cuidado, sin embargo, porque algunos temas deberás eliminarlos por completo: los ex cónyuges, por ejemplo.

A los hombres, sobre todo, no les gusta oír hablar de la última pareja. Por su parte, la mayoría de las mujeres prefieren no hablar de temas sexuales en la primera cita. Ten cuidado de no hablar demasiado de futuro: la construcción de un futuro hogar, el matrimonio o el deseo de tener un hijo son temas que pueden asustar a la otra persona.

¿Quién paga?

A la mayoría de los hombres les gusta ser generosos, algo que no carece de atractivo, principalmente, para las mujeres mayores de cuarenta años. Las mujeres más jóvenes prefieren que pague cada uno lo suyo para demostrar su independencia y no sentirse en deuda.

Debe siempre tenerse en cuenta que la primera impresión es la que cuenta.

Lo que dicen los gestos durante una primera cita

Podríamos tratar de ocultar nuestras emociones y ocultar nuestras intenciones, pero en seducción algunos gestos nos traicionan revelando nuestros deseos, dudas y miedos. Aquí hay cinco acciones que debes realizar en la primera cita.

Mira a la derecha

Si miras a la izquierda te sentirás incómodo. Si tus ojos permanecen inmóviles, parecerás preocupado. Si miras hacia abajo, tan pronto como tus ojos se encuentran con los suyos, parecerá que te intimida o, incluso, te impresiona. Si fijas tu mirada en una parte de su cuerpo (pecho, manos…), demostrarás que sólo está interesado en su físico.

Ella juguetea con un objeto o se retuerce el cabello

Una mujer que incansablemente mueve su pelo o juguetea con un objeto durante una cita, es una mujer nerviosa.

Ella te quiere impresionar y agradar. Para mantener tu mirada comienza, sin pensar, a juguetear con su anillo, servilleta, pelo…

Se muerde el labio

Las mujeres suelen morderse el labio por timidez o con la intención de engañar, pero este gesto tiene un significado totalmente nuevo durante una cita romántica.

Si se muerde el labio superior significa que piensa en otra cosa. Que está distraída o con exceso de trabajo. Si se muerde el labio inferior es señal de que no se siente cómoda. En ambos casos, no es buena señal.

Imita tus movimientos

¿Ella hizo los mismos gestos que tú? ¿Ella bebe al mismo tiempo, sonríe al mismo tiempo, coge sus cubiertos al mismo tiempo?

Por encima de todo, no malinterpretes. No se está burlando de ti, por el contrario. Inconscientemente, expresa su deseo de estar en sintonía contigo.

Se acaricia

Si se acaricia el brazo, por ejemplo, mientras te escucha hablar, será porque le gustas y siente un deseo irresistible de tocarte, acariciarte. Estás en la primera cita y cualquier caballero sabe que sería inapropiado atreverse a tocar (incluso el brazo).

Así que, inconscientemente, empieza a acariciarse a sí misma para frenar su entusiasmo. También podría estarte enviando la señal de que le gustas.

¿Qué hacer si la primera cita no funciona bien?

Has conseguido una primera cita pero no va muy bien.
Haz todo lo que puedas. Intenta que ría. Esfuérzate para que se sienta cómoda.

Pero, nada funciona y no eres capaz de aligerar el ambiente. Cuanto más se avanza, más nervioso estás. Sientes que te quedas atascado en arenas movedizas. Es como si la situación te desesperara.

Has tenido una oportunidad de oro para seducir y estabas seguro de que así sería. Sin embargo, nada sucedió como estaba previsto.
No debes desesperarte. Este artículo te dará algunos consejos para preparar tu próxima cita.

Cuando la primera cita no cuaja

Todos hemos tenido alguna vez esa primera cita que no va a ninguna parte.

Estás nervioso, no te diviertes. Cuanto más intentas animar el momento peor sale todo. No hay chispa.

¿Dónde está el problema?

Piensa que tú has organizado la primera cita. Elegiste un lugar y un momento.
En otras palabras, eres el que lideró el baile.

Tú preparaste ese momento y quieres que todo salga bien. Te pones nervioso.
Pero, ¿por qué no os divertís? Porque tú estás nervioso.

Romper el hielo

Cuanto más nervioso estés, menos divertido será el momento.
La solución es simple: deja de hacer tanto esfuerzo para que se divierta y disfruta.

A las mujeres no les gusta pasar el tiempo con un chico nervioso. Les encanta estar con quien sabe disfrutar.

Cuanto más le gustes más se divertirá contigo. El primer paso es dejar de tratar, desesperadamente, de que ría.

Tu éxito con las mujeres depende de tu capacidad de crear un mundo de diversión al que ellas quieran unirse.

La fórmula mágica de la primera cita

Te voy a decir cómo divertiros en vuestra próxima cita.

Procura que la primera cita sea en un sitio que te sea familiar

Si deseas que haya diversión, elige para la cita un lugar original y exótico.

Elige un lugar que conozcas aunque no sea especialmente emocionante.

Podría ser la terraza de una cafetería o un bar en tu antiguo barrio donde sirven tu helado favorito.

Cuanto más acostumbrado estés a ese ambiente, más fácil será que te relajes y pases un buen rato.

Concéntrate en tus propias emociones

Puedes controlar sus emociones pero no las tuyas propias.
Por lo tanto, es inútil tratar de obligarla a divertirse. En su lugar, deja que el tiempo discurra a su manera.

No hay nada atractivo en un hombre que hace cualquier cosa para complacer a una mujer. Tan sólo es necesario que intente que se sienta bien.

La manera más fácil de hacerlo es dejar que luchar para que se ría (podría parecer que estás desesperado).

Si las risas no fluyen de forma natural, es mejor relajarse y disfrutar el momento. El resto vendrá con el tiempo.

Encadena varias ubicaciones

Encadena varios lugares para la primera cita.

No te conforme sólo con un lugar que te sea familiar. Prepara dos o tres actividades para continuar después.

Ir a varios lugares diferentes será más ventajoso para ti.

– Sentirás que controlas más la situación
– Tendrás menos miedo sobre qué decir. Si la conversación se tambalea, simplemente da el siguiente paso.
– El hecho de pasar tiempo juntos en diferentes lugares dará la impresión a tu cerebro de familiaridad y te ayudará a aliviar la presión que sientes. También, aumentará la atracción de la otra persona hacia ti.

Estate preparado para aceptar que las cosas pueden no salir como deseabas

¿Qué es lo peor que puede pasar?

Las cosas puede que no salgan como deseabas pero no hay razón para pensar en ello.

Paradójicamente, cuanto más se acepta la posibilidad de fracaso, es menos probable que ocurra.

El último secreto

¿Sabes cómo me las arreglé para superar este problema? He estado en tantas primeras citas que ya no es un acontecimiento para mí que las cosas no salieran como deseaba.

Confía en ti porque en algún momento lo vas a lograr. Es sólo cuestión de tiempo.

Para ir más lejos, les recomendamos los excelentes libros:

Derritelo de amor

Enamorar a un hombreConoce este increíble descubrimiento que te permitirá enamorar perdidamente a cualquier hombre, a tal punto de dejarlo totalmente loco por ti.

como-conquistar

Seduccion Elite

como-conquistar-a-una-mujerAprender el sistema el más efectivo para aprender a seducir. Cómo ligarte a mujeres fácil.

como-conquistar

Loading...
No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

84 − = 82