Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Ashley Madison - ten un romance, citas con solteras y casadas

Busco novio: Consejos para encontrar a un hombre

Nunca tivemos nada.Já tivemos algo.Ele é meu namorado.Ele é meu noivo.Ele é meu marido.Ele é meu ex.Continuar.

Seducción

Quiero un novio

Busco novio

Busco novio

¿Cómo encontrar un buen hombre?
Este artículo no es una metodología para encontrar el hombre perfecto. Contiene, más bien, algunos consejos para ayudarte a encontrar el hombre que te conviene.

Contrariamente a lo que puedas pensar, no existe un hombre perfecto. Hay, eso sí, un hombre ideal para cada mujer.

Tú puedes encontrar el tuyo gracias a las tres sugerencias siguientes.

No busques un príncipe azul

Las hadas madrinas no transforman las calabazas en carrozas, ni las princesas duermen cien años.
A las mujeres a las que les cuesta más encontrar el amor son las que están perpetuamente en búsqueda.

Ashley Madison - Have an affair. Married Dating, Affairs, Married Women, Extramarital Affair

Si dejas de buscar el hombre perfecto te darás cuenta que tienes alrededor de ti una cantidad astronómica de hombres que te convendrían, y a los que no estás dando ninguna posibilidad, porque no son lo que tú consideras hombre ideal.

Trabaja en ti misma

Reflexiona: “¿qué buscas en un hombre?”, ¿cuáles son las cualidades obligatorias que debe tener y los defectos que no apruebas? Determina cuál es tu visión de una relación amorosa sana.

Ningún hombre podrá responder a la perfección a tus criterios (tú tampoco podrás responder totalmente a los suyos). Si admites esta idea, encontrarás mucho más fácilmente el hombre que te conviene.

Déjate llevar por los acontecimientos

¿Te cruzas con un hombre que te gusta pero no estás segura que sea el hombre ideal?
No podemos saberlo antes de haberle tratado. Entonces, acepta su invitación. ¿Qué tienes que perder?

Al contrario, multiplicarás tus posibilidades de encontrar un hombre al que no habías valorado lo suficiente. Un hombre al que habías subestimado su potencial.
Para saber cómo encontrarlo debes, primero, darte cuenta que el hombre con quien te gustaría compartir tu vida no es el hombre perfecto.

Cómo encontrar a un hombre bien

Es triste pero es así, a veces atraemos a los peores hombres, sin embargo, hombres de bien hay bastantes sólo hay que saber reparar en ellos.
¿Cómo encontrar a un hombre de bien? Hay unos signos que no engañan. El hombre de bien tiene unas cualidades muy particulares y es más fácil encontrarle en unos lugares que en otros.

El perfil del hombre bien

Se cuida, tiene una bella piel sin ninguna señal de granos infectados (señal de hombre descuidado). No es un hombre superficial. Sonríe, a menudo.
Sus cabellos y uñas están limpios.

Lleva las ropas limpias y no intenta llamar la atención con ellas. Siempre procura estar presentable.
Le gusta el deporte, puede que algunas mañanas salga a hacer footing. Es un hombre sano.
Su mirada es franca.

La personalidad del hombre bien

El hombre de bien es respetuoso. No insulta, no critica y no lanza ofensas. No pone disculpas, si dice que quiere verte es que verdaderamente lo quiere.

A partir del primer momento crees en su honradez. Hace las cosas bien, no pierde su tiempo.
El hombre de bien es fiel. Si todo va bien, puedes confiar en él. No va a someter a test sus poderes de seducción sobre la raza femenina.

El hombre de bien es generoso. Sabe hacerte regalos cuando hace falta e invitarte a cenar. Si se da cuenta que te gusta, procurará que dure.
El hombre de bien no es extremadamente romántico pero sí un gentilhombre. Sabe mostrarse mimoso sin ser pegajoso y darte gusto sin reclamar, automáticamente, una compensación. No corta la palabra, no trata de hablar más que los otros.

Dónde encontrar a un hombre bien

No llama la atención para que las chicas le vean, forzosamente.
Habría que estar más atentas a los hombres que nos rodean. Olvida a los hombres que llaman demasiado la atención, raramente son los más fiables.

Al hombre de bien le gusta reírse con sus amigos en el café de la esquina.
El hombre de bien se interesa por la literatura.
El hombre de bien frecuenta los campos de deportes. Le gusta jugar con sus amigos cuando tiene tiempo libre.
El hombre de bien puede estar en todas partes, basta con abrir los ojos.

Te puede interesar:  Juegos eróticos, juegos de sexo, juegos de sexualidad para jugar con tu pareja

¿El hombre ideal existe?

Tu infancia y adolescencia han sido marcadas por la idea del príncipe azul.
Imaginabas que tu futuro esposo sería alto, rubio, sonriente y carismático.

Imaginabas que sería banquero, rico, que tendría afinidades con el arte, la naturaleza, y compartiría contigo su pasión por los caballos y los grandes clásicos del cine hollywoodiense.

Todo esto imaginabas y ahora te preguntas: ¿el hombre ideal existe?

Deja de fijar límites

Querer encontrar el hombre que llene a la perfección tu molde preconcebido es, si no inmaduro, bastante peligroso. De manera general, las comparaciones en amor son el mejor medio de quedarse insatisfecha.

¿Tu nuevo flirteo es menos atento que el anterior y menos que lo que tú soñabas? ¿Por qué, simplemente, no dejas paso a la felicidad, o por lo menos a ese pobre chico que espera darte pruebas de amor? Extiende tu campo de búsquedas y encuentros y rompe todas esas barreras.
Después de todo, en el amor lo bueno es la sorpresa, el descubrimiento, ¿no crees?

Destierra las ideas fijas

Las cualidades con las que soñabas para tu hombre ideal podrían fácilmente cansarte y cosas que habrías calificado cono defectos, o que no habías buscado, podrían revelarse llenas de encanto.

No te quedes con un solo tipo de hombre por descubrir en cuanto lo hayas encontrado, si lo encuentras. Tienes que revisar todo tu esquema de base porque lo que te parecía una cualidad se revela a diario, lisa y llanamente, insoportable. Puedes tener preferencias, es humano, pero deberás saber ver más allá.

Relaciones que hacen evolucionar

Otro punto es que no se debe descuidar una relación pero sin entregarte a uno de los pasatiempos preferidos de la raza femenina, la reorganización masculina. En dosis pequeñas, a los hombres les gusta que se les cambie su aspecto, que se les den nuevas costumbres, nuevas pasiones. Pero insisto: en dosis muy débiles. Tu hombre se adaptará, poco a poco, a tus deseos con la preocupación única de hacerte feliz. Tú harás lo mismo por las mismas razones.

Entonces, si al principio algunos detalles no te gustan, aprende a ser paciente: a fuerza de complicidad, a fuerza de hablar, tu historia de amor se volverá tan perfecta como lo era en tus sueños.

El hombre ideal no existe

La relación ideal sí.
Olvídate del príncipe azul. Algunos hombres parecerán perfectos pero la chispa no surgirá, mientras que otros, lejos de tus ideales, pueden ser lo que necesitas.

En este mundo no hay sólo un solo hombre para ti, hay unos millones.

Algunos se parecen a Brad Pitt, otros a Johnny Depp, otros tienen su propio encanto. Les gustan, a algunos, los caballos, a otros la lectura, a otros la natación. Todos tienen un punto común: merecen tu atención. No busques más al hombre ideal, busca el amor, simplemente.

¿Buscas novio? Nuestros consejos

Encontrar el alma gemela está lejos de ser fácil.

Al ver demasiadas películas de amor acabamos por pensar que el alma gemela está en la esquina de la calle. Si fuera tan fácil…
Afortunadamente, he aquí algunos consejos para encontrar el amor.

Determina lo que alma-gemela significa para ti

“Alma-gemela”. Para conseguir encontrarla debes determinar qué es lo que esperas de tu alma-gemela.
Comienza a plantearle estas cuestiones: ¿cuáles son las cualidades que encuentro indispensables en un hombre? ¿Cuáles son los valores y los principios que mi alma-gemela debe tener?, etc.

Respondiendo a estas cuestiones te será más fácil encontrar tu alma-gemela.

Ábrete al amor

Trata de buscar en tu vida lo que podría impedirte acoger el amor en el seno de tu corazón. Ordena tu vida, haz balance de tus relaciones pasadas y aprende de tus errores. Conoce tus cualidades y defectos. Sólo procediendo de esta manera podrás comenzar a abrir tu corazón en busca de una relación sana y equilibrada, con un hombre.

Sé paciente

La vida no puede siempre seguir un horario. Tu alma-gemela puede cruzarse en tu camino, en cualquier momento, pero no forzosamente en seguida.
Entonces, llévalo con paciencia y no te contentes con esperar en un rincón.
Aprovecha cada ocasión que se te ofrezca para encontrar nuevas personas.

Acepta a la gente por lo que son, y no por lo que querrías que fueran

Cuando se busca el alma gemela imaginamos todas las cualidades posibles e inimaginables que deberá tener el hombre de nuestra vida y es fácil dedicarse a buscar estas cualidades, entre nuestros compañeros, sin preocuparnos de más.

Desgraciadamente, previsiones demasiado grandes pueden arruinar una relación, incluso ahuyentar tu alma-gemela.
El alma-gemela no es un príncipe azul. El hombre de tu vida tendrá defectos, sácales partido.

Con estos consejos para encontrar el alma gemela, tienes entre manos todas las cartas para construir una vida amorosa estable. ¡A jugar!

Loading...

¿Cómo encontrar un novio perfecto?

Quiero un novioMuchas mujeres piensan que el hecho de encontrar al hombre perfecto va a aportarles todo lo que les falta en la vida.

Sin embargo, sabes que no es fácil descubrir la perla rara. Muchos son los factores a tener en cuenta antes de conseguir encontrar el hombre perfecto.

Te puede interesar:  Amor a primera vista - Los secretos revelados por la ciencia

He aquí cuatro consejos que hay que seguir para encontrarle.

Emocionalmente deberás estar lista

¿Por qué? Porque para que el hombre perfecto pueda interesarse por ti no deberás darle miedo con tus problemas, tu pasado doloroso, tus historias que no funcionaron, etc.

Deberás, antes, haberte encontrado a ti misma, lo que eres, lo que quieres. Estar emocionalmente lista y dispuesta para hacer los esfuerzos necesarios para que tu futura relación funcione.

No debes seguir a la espera del príncipe azul

Una de mis amigas se preocupa porque se considera incapaz de encontrar al buen Romeo.
Le sugerí que, posiblemente, a fuerza de buscar el hombre de su vida había acabado por concentrarse sólo en eso.

El resultado: baraja todas las posibilidades que tengas con los hombres porque entre esos hombres está, posiblemente, el hombre perfecto para ti pero no podrás saberlo si estás demasiado ocupada corriendo detrás del príncipe azul.

Dale una oportunidad a los hombres que tienes cerca, podrías sorprenderte.

Toma la delantera

¿Te gusta un hombre? Vete a por él. Así como vimos en el consejo precedente, el esperar demasiado tu príncipe azul puede hacer que acabes solterona.

Entonces, cuando un hombre te guste no vaciles en ir a abordarle para pedirle su número o proponerle beber un vaso. Toma iniciativas, el amor aparecerá cuando menos lo esperes.

Tómate tu tiempo

Sé paciente, no abandones y recuerda que el hombre perfecto no existe, tampoco la mujer perfecta.
Todo el mundo tiene sus pequeños defectos, sus malas costumbres.

Si no hay hombre perfecto en general, sí existe un hombre que se puede perfeccionar por nosotras.
Entonces, abre los ojos y no le dejes escapar.

¿Cómo encontrar el marido perfecto?

En la sociedad actual estamos sometidos a la institución del matrimonio, la publicidad y el marketing lo convirtieron en un valor seguro.
Además, desde nuestra infancia estamos expuestas a las historias de princesas perfectas. ¿Tendríamos que deducir que es necesario casarse?

Si quieres casarte antes deberás encontrar el marido “perfecto”. He aquí algunas ideas para encontrarle y guardarle.

¿Cómo “arponear” de veras?

En primer lugar hay que liberarse, es decir: dejar de quejarse de que todos los hombres no son lo bastante buenos (hay forzosamente uno que podría convenirnos).

Dejar de consultar tu contestador automático cada cinco minutos esperando encontrar un mensaje de hombre y decídete a actuar, porque ya es hora de que te cases con un hombre guapo, rico e inteligente que pueda hacerte feliz.

Por qué no recordar a alguno de tus ex a los que dejaste por razones no siempre bien fundadas (demasiado carroza, demasiado calvo, demasiado grueso, demasiado holgazán). Hay que ser prudente y no caer en lo mismo.

Una vez la libertad alcanzada, es hora de que encuentres a tu futuro marido.

¿Cómo guardar tu libertad así como el candidato al matrimonio?

Una vez el blanco alcanzado, hay algunas cosas prácticas.
En primer lugar, hay que estar dispuesta a dejarle en cualquier momento y no tener miedo a encontrarte sola porque podemos perfectamente vivir sin ellos. La segunda: procura no hacerle cambiar.

En efecto, no debes tratar de cambiarle cueste lo que cueste.

Lo que quiero decir es que hacerle seguir una terapia conyugal sería inútil si la relación no funciona, pero sí eres libre de hacerle cambiar en pequeños puntos utilizando tus capacidades de persuasión.
Existen otras dos reglas mayores.

Primera regla:

Afirmarse. No hay que dejarles creer que todo está totalmente permitido.
Se trata pues, desde el principio, de mostrarte segura de ti misma. Aunque no se trate de tu futuro marido debes mostrar seguridad. Además, si le quieres, será un futuro candidato al matrimonio.

Aunque él no cumpla las condiciones que deseas, debes domesticarle lo antes posible ya que deberás intentar que sea lo que tú quieres que sea, ejemplo, más atento…

Atención, no hay que ser demasiado dura tampoco, lo que nos lleva a la segunda regla.

Segunda regla:

Ser dulce y sorprendente. Hay que ocuparse de ellos sean futuros esposos o no. Hay que sorprenderles y ser atenta.
Por ejemplo, prepararle una pequeña comida romántica mientras vuelve del trabajo.

Hay que sorprenderle de todos los modos posibles para que se dé cuenta de la suerte que tiene de tenerte.
Hay que guardar el marido. Las mujeres pueden tomarlo a broma, pero hay que intentar que se quede a tu lado.

¿Qué hacer en caso de infidelidad?

¿Qué hacer si descubres en su bolsillo el número del teléfono de una mujer?
Puedes llamarle y pedirle que te reconozca que tu futuro marido te engañó con ella y romper, o que te explique que no hay nada entre ellos y que tu futuro esposo sólo le habla de ti.
Es un riesgo que hay que asumir.

¿Cómo ayudarle a decidirse?

Por fin, para los que anden dudando comprometerse podemos citar el caso de una mujer joven.
Hacía ya un año que vivía con su amigo.

Te puede interesar:  Como decidir entre dos hombres cuando amo a los dos

Una mañana, ella le dice: “¿tienes la intención de casarte conmigo?” Su amigo responde: “no”. Ella le dice: “entonces, toma tus cosas y vete”. Él le pidió en matrimonio en el fin de semana siguiente.

Podemos decir que hay que saber tomar cartas en el asunto y confirmarse como mujeres libres e independientes que no tienen miedo a demostrar sus sentimientos y asumir plenamente sus ganas de matrimonio.

Príncipe azul

Honestamente, cuando me propuse escribir un artículo sobre la existencia del hombre ideal, sabía que no lo había. También creía que las mujeres eran demasiado exigentes pero, ¿tengo la culpa de que mis ropas andan rodando por el apartamento?

Quiero decir, ¿acaso esto cuenta en los criterios del hombre ideal?

¿Qué es que el hombre ideal?

Retrato robot del príncipe azul

Creo que el hombre ideal tiene que acercarse a esta idea de príncipe azul de los cuentos de hadas.
Según un sondeo, el hombre ideal de noche sería Johnny Depp, seguido de cerca por Yannick Noah (el 18 % contra el 15 %). Mientras que el hombre ideal de día, sería Yannick Noah (23 %).

Como no me parezco ni al uno ni al otro busqué los rasgos característicos del príncipe de los cuentos.
Número uno: el príncipe azul debe ser dinámico y dueño de la palabra.

Parece que en el mismo sondeo, el 37 % de las mujeres piensan que la primera cualidad que debe tener un hombre es la de saber escuchar a su compañera.

En efecto, plantear cuestiones, interesarse por el otro es una prueba notable de amor.
La segunda cualidad que debería poseer el hombre ideal es la de ser gracioso. Para el 30 % de las mujeres interrogadas, tener sentido del humor es una cualidad primordial. El príncipe azul de las chicas de treinta años es alguien que sea atento.

También debe ser sorprendente, innovador, dar prueba de imaginación y de inventiva.
Observación: el príncipe azul no debe, forzosamente, ser sexy o atractivo físicamente (mira a Woody Allen).
Solamente el 6 % de las mujeres encuentran que un hombre debe ser atractivo físicamente para gustarles.
Entre los defectos del hombre ideal está el de que no es un hombre perfecto. Habría posibilidades de aburrirse rápidamente. Imagina un tipo perfecto, sin defectos.

Su defecto más amable es ser desordenado.

Te lo recuerdo, el príncipe se ocupa de su compañera tanto como de él.

El Príncipe mito y realidad

Un problema surge al interrogarse sobre la existencia del hombre ideal, del príncipe azul, y es el plantearte la proyección de tus fantasías.
¿Podemos encontrar en la vida de cada día el hombre que idealizamos, aquel con el que soñamos en secreto, el que es a la vez una mezcla de Johnny Depp y Yannick Noah? Pienso que no.

En cambio, lo que hay que buscar es una mezcla entre la fantasía y el hombre que tenemos mano.
Tanto de un lado como del otro, lo que no hay que perder de vista son los criterios de los valores en la definición del príncipe.
Dos cosas hay que subrayar a propósito de eso. La primera, es que se puede encontrar el príncipe con el que se soñamos cada noche y detestarle una vez que le tengamos frente a nosotros.

No hay un príncipe sino muchos príncipes. Nuestro príncipe azul es el que tiene los mismos gustos, las mismas aspiraciones, las mismas ganas y, al final, la misma definición de lo que es el príncipe azul.
Porque lo esencial, es ponerse de acuerdo sobre las definiciones del príncipe, la princesa y el lazo que les une.
Al final, lo del hombre ideal es un mito. Hay que añadir a esto que las mujeres de hoy están lejos de esperar, pacientemente, a que los hombres lleguen, les besen y les lleven en su caballo.

El hombre ideal es un mito, un título, un modelo, un ejemplo a seguir para los hombres y un punto de referencia para las mujeres.
Finalmente, el hombre ideal no es nada más que un barómetro que nos permite conocer los puntos fuertes y las debilidades que se buscan en el otro.
Siendo atento y comunicativo, se puede descubrir cómo es el otro, establecer compromisos, entenderse y reconocerse.
El hombre ideal es un mito. Decía Coluche: “señoras, si quieren un marido rico, guapo y bien dispuesto no vacilen en quedarse con tres”.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura del excelente: Derritelo de amor

Enamorar a un hombreConoce este increíble descubrimiento que te permitirá enamorar perdidamente a cualquier hombre, a tal punto de dejarlo totalmente loco por ti.

como-conquistar

[Total:0    Promedio:0/5]
Ashley Madison - ten un romance, citas con solteras y casadas

Add Comment

19 − = 10