Coquetear: tips y consejos para seducir a un hombre

Nunca tivemos nada. Já tivemos algo. Ele é meu namorado. Ele é meu noivo. Ele é meu marido. Ele é meu ex. Continuar.

Seducción

Como coquetear a un chico

Coquetear

Coquetear

Coquetear a un chico o captar la atención de un hombre en una fiesta o cena, es bastante simple.

Ser natural

¿Qué hacer y decir cuando un chico guapo intenta atraer tu atención?

Dushan Zaric y Jason Kosmas observaron a tantas mujeres tratando de conquistar a un hombre, que escribieron un libro “no somos lo que te han dicho”. Detallan los errores que pueden cometerse y la forma más eficaz de conquistar. Estos son algunos ejemplos:

Los hombres son poco sutiles y no siempre entienden que la misma persona puede pasar, en pocos minutos, de una actitud alegre y abierta a otra más distante.

Si intentas jugar la carta de la timidez, parecerás fría. Muéstrate natural.

No jugar en múltiples mesas

Los peores tácticas: hablar con todos los chicos de tu alrededor. A pesar de que entiendan que puede ser para impresionar, no es buena manera de coquetear.

Eso no significa que no tengas que ser educada y amable con los hombres, pero no con todos. A uno de ellos debes hacerle entender que con él actúas de manera diferente. Recuerda que desea que, ante tus ojos, él sea el único hombre en la habitación.

No hables demasiado

Con este hombre que acabas de conocer no hables acerca de tus preocupaciones. Espera a saber más sobre él antes de empezar a contarle tus historias personales.

Al principio, el hombre quiere impresionar a la mujer y espera que ella haga lo mismo y no se queje.

Mantén la calma

Las personas que piensan que por hablar en voz alta atraerán todas las miradas están equivocadas. Mujeres que expresan demasiado abiertamente sus sentimientos y lloran a la menor sugerencia de un tema delicado, dan la apariencia de tener un aire inestable que asusta a los hombres.

No pienses sólo en hacerle entender que te interesa. Los hombres aman a las mujeres espirituales y no a las que tratan de argumentar que quieren tener la última palabra.

No hables del futuro

Vive en el presente. No hables sobre el futuro. Los hombres no crecen diciendo que un día van a casarse. Por supuesto que ellos asumen que un día van a estar con alguien, tener hijos, una casa, un perro… Pero no hoy, no ahora. El futuro para ellos se limita a la semana que viene. Trata de coquetear sin que parezca que quieres casarte con él.

Cómo coquetear con un chico: consejos

A menudo, la chica espera que el chico dé el primer paso. Puede esperar mucho tiempo y que éste ni siquiera se dé cuenta. Por otro lado, los hombres son muy cómodos a la hora del coqueteo. Vas a tener que tomar la iniciativa para alcanzar tu meta.

Aquí van nuestros consejos:

Hazte ver

Esta es la primera cosa que debes hacer. Puede parecer obvio pero, a veces, no es suficiente para que la otra persona se interese por ti. Dirígete a él con cualquier pretexto (pídele fuego si fumas, pídele su opinión…). Tal vez, después, él haga el resto. ¿Quién sabe?

Provoca situaciones de encuentros. ¿Es un estudiante? Busca horas en las que coincidas con él. ¿Coge el metro o el autobús? Hazlo tú, también.

Información del contacto

¿El encuentro tiene lugar? Toma su teléfono y dirección. Cualquier excusa es buena. Infórmate acerca de sus actividades. Así, si no tiene suficiente tiempo, podrás seguir coqueteando con él más tarde.

Muéstrale tu interés

Muéstrate atenta y receptiva cuando le hables. Sonríe. Mantén su mirada haciéndole sentir que no te deja indiferente.

Evita exagerar y sigue hablando con tus amigos.

Como coquetear: tips y errores que no se deben cometer

Exagerar o fingir desinterés, dos errores a evitar

¿Cómo atraer a un hombre? Pregunta a la que, prácticamente, todas las mujeres responden de la misma manera.

La primera es la exageración voluntaria. Bajo el pretexto de que el chico podría tener algunos problemas de comprensión y / o interpretación, algunas no dudan en llamar la atención con un maquillaje ostentoso, escotes pronunciados y risas demasiado sonoras.

La segunda, en cambio, corresponde al desapego, la distancia y el desinterés.

En realidad, mantenerse es la clave de la seducción. Si demuestras interés por un hombre, por lo general, será suficiente para despertar su curiosidad. Cada mujer tiene muchos dones y talentos que destacar. Muestra tu interés, entusiasmo y deseo de conocerle mejor.
A la pregunta: ¿cómo atraer a un hombre? Responde: siendo yo misma.

No tengas miedo de mostrar tu personalidad

Franqueza, sinceridad, afecto, entusiasmo, ambición… Todas estas cualidades pueden atraer a un hombre. Pero, ten cuidado para no desvelarlas demasiado rápido: guarda algunos secretos para ti. Muéstrate misteriosa.

Ama la vida y atrévete
Cuando te sientes bien y con confianza en ti, brillas. Ojos chispeantes y encantadora sonrisa, aquí tienes las claves de la seducción. La belleza viene de adentro. Deja que aparezca.

Los hombres aman a las mujeres que se atreven a mostrar su felicidad e interés. No tengas miedo de mostrarte accesible y de buen humor cuando le veas. No tienes nada que perder, pero sí mucho que ganar. En la vida, como en el amor, tenemos que atrevernos.

Ser irresistible intelectualmente

Para ser eficaz, la seducción requiere mucha sutileza. Para romper el hielo vas a tener que usar la inteligencia. En primer lugar, pregunta acerca de sus gustos. Será una tarea fácil si el hombre codiciado es amigo de un amigo, o conoce a alguien cercano.

Muéstrale que estás allí por él. A los hombres también les gusta que se les demuestre interés.

Si el hombre es un enigma, el humor puede ayudarte a acercarte a él. Riendo confiará y te hará, más fácilmente, confidencias. La idea no es comenzar una reunión hablando sobre el tiempo o sobre dramáticos acontecimientos. Sé más original.

Toma la iniciativa para romper el silencio.

Animar la conversación sin monopolizarla

Lo más difícil para seducir a un hombre es llevar la conversación. Muchas mujeres se sienten incómodas si hay silencio. Para evitar ese silencio hablan demasiado.

¿Cómo hacer frente al momento? La solución es hacerle hablar. Ten cuidado, no estás ahí para hacer la entrevista del siglo. Un consejo: cuando él hable contigo devuélvele el tema con una simple pregunta: “¿y tú?”. Básico, pero eficaz.

Cuando el hombre se sienta a gusto hablará con más facilidad.

Consigue que se sienta cómodo hablando contigo, no es un interrogatorio policial.

No trates de interpretar un personaje

Puede ser tentador para destacar cuando se quiere seducir, pero tienes que ser tú misma. Evita mostrarte como lo que no eres para seducir a un hombre.

Por dos razones:

En primer lugar, porque la primera impresión es la que mantendrá. Si el hombre disfrutaba con tu interpretación corres riesgo de decepcionarle.
Peor aún, puede asustarse con esta faceta inesperada de tu personalidad y desaparecer.

Muéstrate tal y como eres realmente para no iniciar una relación sobre bases distorsionadas.

Sutileza y misterio: las ventajas de una seducción exitosa

Nos dirigimos a un punto importante: la cuota de misterio. Las mujeres, generalmente, son más talentosas en este tema que los hombres, ya que ellos son menos locuaces. El misterio es muy eficaz en seducción.

Advertencia: ¡todo en su justa medida! De ninguna manera vas a responder a cualquier pregunta. Deja un poco de duda. La idea es ser sutil y no mostrar todas tus caras desde la primera cita. Él querrá verte para saber más de ti.

No te quejes por todo

También hay tres o cuatro cosas a evitar si quieres seducir a un hombre. En general, no te quejes por todo. Intenta adaptarte en todas las circunstancias. ¿La máquina de café se sirvió chocolate caliente? No hables de tu intolerancia a la lactosa. Simplemente, di que vas a tomar café negro.

A los hombres no les gustan las mujeres que se quejan por todo. Otro tema que hay que evitar: el compromiso. Las conversaciones sobre el matrimonio deben ser evitadas, al menos en la primera cita.

No te muestres demasiado independiente, orgullosa y con demasiado carácter. Los hombres también quieren saber que se les necesita.
Cuando hables con un hombre, evita posiciones demasiado definitivas sobre casi todos los temas.

Asume tus meteduras de pata

Por último, es esencial cuando trates de seducir a un hombre que te prepares para cuando dejes de seducirle. Es muy importante y necesario para salvar la dignidad.

¿Él no está interesado? No hay problema, sigue adelante y evita los ojos llenos de lágrimas (puedes hacerlo más tarde lejos de su campo de visión).

Y si la cita es un fiasco, no te abrumes por las emociones que se van. Por el contrario, asume tus errores. Vive en el mundo de los adultos.

Hablar de uno mismo para coquetear se puede aprender

No siempre es fácil hablar de uno mismo. Sin embargo, es esencial en el mundo de la seducción.

Estos son algunos consejos para no tartamudear:

No es tan fácil hacer tu retrato

Como coquetear a un hombre

Como coquetear a un hombre

Es importante saber que eres capaz de hablar de ti misma y sin sentir vergüenza. Se trate de una reunión o una cita romántica, te deberás presentar en algún momento. Por supuesto, en ambos casos, no dirás lo mismo, pero el principio es el mismo.

Para que te vean interesante, deberás creer lo que dices. No trates de esconderte detrás de una falsa imagen. No sólo la otra persona puede sentirse incómoda sino que, además, puede desenmascararte.

Por naturaleza, la gente es curiosa. Estarán ansiosos por saber más sobre ti dependiendo de lo que les digas. No te limites a hablar de trabajo si tu pasión por el senderismo puede darte tema de conversación para rato.

Conoce tu fortaleza y debilidades

Es bueno hacer balance y aceptarte tal y como eres.

La idea no es mirarse al espejo para decir: qué guapo soy. No, es la autoevaluación sincera sin devaluarse ni sobrevalorarse. Es una tarea difícil.

Ser justo y objetivo

Puede llevar tiempo y resultar difícil. Sin embargo, permite un equilibrio que puede calmar las mentes más torturadas.

Preguntas que debes hacerte

¿Conozco cuáles son mis sueños profesionales y familiares? ¿Dónde estoy? ¿Qué puedo hacer para alcanzarlos?

Cualidades y defectos: clasificación para mostrarte bien

Es importante saber lo que queremos o no desarrollar de nuestra personalidad.

Puedes, por ejemplo, preguntarles a tus amigos qué es lo que les gusta de ti. ¿Tu humor? ¿Qué sabes escuchar? ¿Tu forma de contar historias?

Es muy útil saber qué imagen das de ti a los otros, con sus puntos positivos y negativos.

Para evitar roces entre tus amigos y tú, puedes, por ejemplo, pedir consejo a extraños. Te pueden decir lo que en realidad opinan de ti.

Por último cabe destacar que, a parte de tus cualidades, podrás escuchar, también, cosas negativas. Pero, puedes estar seguro: te servirán para progresar.

Debes superar la timidez

Lo más difícil cuando tienes que hablar de ti mismo es superar tu timidez natural. Debes saber que todo el mundo es tímido. Algunas personas pueden parecer seguras de sí mismas en algunas situaciones, mientras que en otras no pueden decir ni palabra.

Por ejemplo, un empresario debe comunicarse con sus empleados y accionistas, pero puede que no se atreva a hablar con una amiga de su esposa. A veces, la persona no se atreve a hablar con todo el mundo.

El primer consejo es prestar atención a si la persona que tenemos en frente es, a priori, receptiva o no. Tomemos un ejemplo sencillo: un banquero no debe hablar de finanzas con un niño, pero sí de su pasión por la vela y los sellos. La conversación debe personalizarse.

Sin caer en el extremo opuesto

La timidez suele estar relacionada con el temor a no resultar interesante. Evita monopolizar los diez minutos de tu precioso tiempo hablando de algo trivial. Prefieren experiencias más cortas pero más gratificantes.

Por último, la timidez puede ser superada. Para eso, hay que tener confianza. Si tienes una cita amorosa es que la persona que te citó cree que eres interesante. Siéntete orgulloso de participar.

La parte difícil es dar el primer paso. Tal vez vas a tartamudear o ruborizarte, pero será sólo temporal. Ten coraje para llegar a los demás.

Mira hacia atrás para darte una buena respuesta

Es importante preguntarse por qué es difícil hablar de uno mismo sin dificultad. Busca en el camino y situaciones de tu vida los temas que te hagan sentir incómodo, tratando de entender por qué.

¿Hablar de política con amigos y gente de tu familia te hace sentir incómodo? Tal vez sea porque recuerdes que tus padres participaban en acalorados debates durante la cena con amigos cuando eras pequeño, y no siempre terminaban contentos.

Defiende tus posiciones

Para algunos trabajos pueden hacerte tantas preguntas que llegues a sentirte incómodo. Por ejemplo, hay médicos que evitan mencionar su profesión para no tener que diagnosticar a extraños cada vez que se les invita a alguna parte.

La parte más difícil es el primer contacto

Puede ser difícil romper el hielo. Sin embargo, esta es la única manera de evitar pasar una noche sin emoción. No dudes en iniciar una conversación hablando de la decoración o, incluso, del tiempo. Más tarde surgirán otros temas.

No monopolices la conversación

Lo importante no es monopolizar la conversación. Tampoco utilices evasivas. Si te pregunta sobre tu trabajo, no pases mucho tiempo dando explicaciones. Di tres o cuatro palabras y, luego, pregunta: “¿y tú qué haces en la vida?”.

Ya se ha establecido el contacto. Has hecho lo más difícil. Ahora hay que mantener la conversación y no siempre es fácil. Habla de manera comprensible y permite a tu pareja que, a su vez, te haga preguntas.

Para ir más lejos, les recomendamos el excelente libro: Derritelo de amor

Enamorar a un hombreConoce este increíble descubrimiento que te permitirá enamorar perdidamente a cualquier hombre, a tal punto de dejarlo totalmente loco por ti.

como-conquistar

Loading...

Add Comment

2 + 7 =